Now Reading
Violetta, tu nueva amiga y confidente digital para identificar relaciones violentas

Violetta, tu nueva amiga y confidente digital para identificar relaciones violentas

Abrir la conversación y terminar con los ciclos de normalización de la violencia es imprescindible para las mujeres en México. Según cifras de la organización México Social se documentó que a lo largo del 2019 y parte del 2020 se registraron 239,219 carpetas de investigación iniciadas por delitos contra la familia, la cifra más alta que se ha registrado históricamente en el país. 

Platicamos con Floretta, una de las fundadoras de Violetta, un proyecto que a través de la tecnología y empatía busca sumar su granito de arena para ayudarte a detectar focos rojos dentro de tus relaciones y con ello cambiar la narrativa de violencia dentro de nuestro país. 

¿Qué es Violetta? 

Violetta es una plataforma -un espacio seguro- en donde a través de un chatbot, que es un asistente virtual, puedes hablar de todo eso que no se siente bien y que generalmente esconde mucha violencia, sobre temas que tenemos completamente normalizados y que muchas veces por esa misma normalización o porque no tenemos a quien preguntarle no los identificamos. Con Violetta puedes platicar sobre relaciones tóxicas, micromachismos, tipos y modalidades de violencia o hasta hacer todas las preguntas incómodas que muchas veces no tenemos con quién compartirlas. 

Es un espacio completamente anónimo, discreto, íntimo, seguro, confidencial, y es muy importante agregar que no es solo una plataforma para mujeres, un tercio de nuestros usuarios son hombres, ya sean casos de hombres que son violentados o que quieren saber un poco más de micromachismos o violencia.

¿Qué fue lo que te llevó a darte cuenta que se necesitaba una plataforma como Violetta? 

Creo que fue una serie de cosas, empezando por la conciencia de la magnitud y lo común que es el problema. Yo estudié la carrera fuera de México y mientras estaba ahí tenía un espacio más abierto y menos tradicional para hablar las cosas, cuando regresé me topé con muchas conversaciones donde la constante y lo común era la violencia normalizada y que nadie le podía poner un nombre como tal. 

Fue así como con una de las co-fundadoras del proyecto tuvimos una conversación sobre el tema y ella abarcó toda la parte de tecnología donde el objetivo era masificar toda esta información y las respuestas. Nos metimos al concurso de Ponte la Verde, que era una iniciativa de varias empresas dedicada a proyectos que apoyaran o mejoraran la situación durante el COVID, y llegamos a la final, empezamos a recibir inversión y así fue como empezamos a operar y a desarrollar Violetta que ya tiene casi un año. 

¿Durante esta pandemia hubo algún registro en el que se incrementara el uso de la Violetta?

Durante el confinamiento se puso el foco sobre este tema que es importantísimo, no es algo nuevo pero ahora se empieza hablar,  ahí fue cuando decidimos enfocarnos más en violencia. Antes Violetta hablaba más de seguridad sexual y de temas estigmatizados y tabúes, pero fue en el confinamiento que decidimos enfocarlo más en temas de violencia. 

No te podría dar cifras de un antes y un después porque el proyecto empezó en tiempo de confinamiento pero sí nos dimos cuenta que durante las fiestas de año nuevo, -que también coincidió con el semáforo rojo que se implementó en varios estados- sí se elevó el número de usuarios que tuvo interacción con Violetta. Esto nuevamente habla de que las casas no son un lugar seguro, más del ochenta por ciento de la violencia ocurre dentro de la familia. 

Vi que una de las opciones de Violetta es poder tener la oportunidad de hablar con un psicólogo profesional por teléfono e incluso en vivo ¿Cómo fue esa gestión? ¿Quiénes son los profesionales que están detrás? 

Ahorita estamos trabajando de la mano con Fundación Origen, que me atrevería a decir que es la línea más estructurada de ayuda y empoderamiento a la mujer en México. Tienen a más de 30 psicólogos y psicólogas capacitados con maestrías y especialidad contestando la línea 24/7. 

En cualquier momento que Violetta detecte que estás en una situación de riesgo, por ejemplo, al principio de la conversación Violetta te pregunta cómo te sientes con emojis y esto ayuda a tantear un poco la situación que está experimentando la persona y se conecta a la línea de Fundación Origen, se abre un expediente y se da seguimiento personalizado. Eso es algo que está increíble porque cada vez que llamas ya saben tu historia, no tienes que volver a hablar de lo sucedido y se rompe con los ciclos de victimización que generalmente pasan en las líneas gratuitas de ayuda, aquí se vuelve más humano y personalizado el trato.  

¿Dentro de las opciones que tienes para platicar con Violetta hay alguna que se use con más frecuencia? 

Sí, la sección más popular es Violetta Sin Filtro, que es un espacio donde puedes platicar y preguntar todo lo que quieras y tu respuesta te la da un profesional, ya sea un psicólogo, psicóloga, abogado o lo que necesites. 

También otras de las secciones con más interacción es la de Micromachismos, codependencia y violencia psicológica, que al final es de esperarse porque son los tipos de violencia que tenemos más normalizada. 

Más allá de lo profesional ¿qué es lo que esperas lograr con Violetta?

Te puedo dar una respuesta muy utópica pero creo que al final Violetta es esta amiga o confidente que nos ayuda a construir relaciones más sanas. 

En lo personal, creo que el proceso de Violetta ha sido muy sanador para todas las que somos parte del equipo, el reunir tanta información y entender los tipos de violencia normalizados te ayuda a empezar a poner nuevos límites, creo que eso es algo que queremos transmitir a todas y a todos. Buscamos una deconstrucción total de lo que creemos normal y eso empieza con los primeros tejidos, es decir, con nuestras relaciones directas, ya sea con tus papás, tus hermanos, con tu pareja, amigos en la escuela o en el trabajo, modificando eso empezamos a construir relaciones más saludables. 

¿Qué es lo que más te reconforta de este proyecto?

¡Uf! Es una sensación un poquito agridulce porque por una parte es muy reconfortante pero al mismo tiempo me duele porque muchísimas usuarias y usuarios nos dicen “si hubiera tenido Violetta hace algunos años mi historia hubiera sido diferente”. Eso por una parte nos dice que estamos entregando una herramienta que aporta valor y soluciones reales, y que se está haciendo un micro cambio en la vida de mucha gente, es algo exponencial pero al mismo tiempo te habla de la magnitud del problema. 

Entonces, me reconforta saber que en Violetta como proyecto, estamos poniendo nuestro granito de arena y que podemos prevenir que estas situaciones escalen a situaciones de violencia más grave. 

Puedes hablar con con Violetta aquí

© Copyright 2020 Romina Media. Aviso de privacidad