Leyendo ahora
¿Te liquidaron en tu chamba? Aquì 4 tips para aprovechar al máximo tu liquidación.

¿Te liquidaron en tu chamba? Aquì 4 tips para aprovechar al máximo tu liquidación.

Estamos viviendo momentos súper difíciles, y se están recortando muchos trabajos. Los despidos por reestructura cada vez están siendo más comunes. Lo importante es saber qué hacer si te toca y tomar las mejores decisiones con tu dinero. Esta es una noticia que te puede caer como balde de agua fría, sin embargo, puedes tomarlo como una gran oportunidad para hacer algo que no habías decidido como emprender, pagar deudas, invertir o ahorrar.

Es importante que conozcas las condiciones por las que se puede liquidar a un empleado, que son:

 1) Reestructura (cuando hay cambios de áreas o reducción del personal).

2) Cierre de la empresa o término de las operaciones. 

 3) Falta grave cometida por el empleado. 

Si esto te sucede, lo primero que te recomiendo es respirar, mantener la calma y actuar profesionalmente. Después de esto, es importantísimo conocer el cálculo de tu liquidación de acuerdo a la Ley Federal del Trabajo que incluye: tres meses de sueldo, prima de antigüedad, 20 días de salario por cada año laborado y tus proporcionales de vacaciones, aguinaldo, vales, comisiones, bonos, fondo de ahorro, etc. 

Seguro has escuchado también la palabra finiquito. El finiquito te lo dan cuando tú decides renunciar a tu trabajo voluntariamente, y corresponde al pago de los días trabajados y no pagados del mes, así como tus pagos anuales proporcionales como vacaciones, aguinaldo, vales, comisiones, bonos, fondo de ahorro, utilidades, etc. , pero de eso les platicaré más adelante. 

Ya que conoces el monto de tu liquidación, te recomiendo estos tips para sacarle el mayor jugo a este momento que puedes estar viviendo y aprovecharlo como una oportunidad. 

1. Habla con tu familia y gente cercana haciéndoles entender la situación. Empieza a utilizar el network que has construido a lo largo del tiempo para empezar a explorar oportunidades. Estás en un momento perfecto para reorganizar y renovar tu currículum con calma, pero sobre todo diseñar una estrategia de búsqueda. Empezar a enviar tu currículum como si fuera folleto es un gran error ya que no estarás enfocando tus esfuerzos a donde realmente quieres trabajar y lo que quieres hacer. Por piedad… ¡No pidas que te “hagan un favor” enviándole tu currículum a tus contactos! Esto demostrará desesperación y una falta de estrategia de búsqueda.

2. Reduce tus gastos voluntarios o no necesarios. En el artículo “Finanzas con ¿con manzanas?: Tres formas de distribuir y planear tus gastos” puedes ver que los gastos voluntarios son los que NO son necesarios para vivir y que puedes controlar, como la televisión por cable, cafecitos, comidas fuera de casa, ropa, diversión, etc. 

3. Cumple con tus obligaciones y compromisos de pago.

a) No dejes de pagar tus deudas porque generaría un problema más grande. Lo más recomendable es mantener tus deudas lo más controladas posibles, como las tarjetas de crédito. Si tienes crédito hipotecario, aprovecha el seguro de desempleo que te cubre por seis meses. Esto NO quiere decir que te tienes que gastar ese dinero que no estás pagando a la hipoteca, sino ve guardando el monto de los pagos que no harás y que el seguro pagará por ti durante este tiempo, y para cuando tengas chamba de nuevo, tendrás ahorrado este dinero para poder pagar en cuanto se reactive tu hipoteca.

b) Sigue pagando tus seguros. Una emergencia sí que puede comerse tu liquidación por querer ahorrarnos unos pesos. Los seguros son para no usarse, pero si lo requieres, te puedes arrepentir de no seguir pagándolo.

4. Invierte inteligentemente. Depende de tu situación actual de vida y los compromisos que tengas, pero puede ser muy buena opción utilizar parte de tu liquidación invirtiendo en un fondo de inversión que tenga liquidez, o sea que tengas el acceso a tu dinero fácilmente en caso de emergencia, y que sea de bajo riesgo aun cuando la tasa de interés pueda no ser tan atractiva. Otra opción puede ser emprender, pero primero piensa, planea, proyecta, investiga la viabilidad de tu idea, etc. No te avientes “como el Borras”.

Lo que NO debes hacer con tu liquidación: ¡No tomes decisiones de largo plazo! Como comprar bienes raíces o propiedades, y menos te compres un coche nuevo. No eres millonario de la noche a la mañana, en verdad no sabes cuánto tiempo estarás sin un ingreso fijo o en cuanto tiempo tu emprendimiento te va a dar lo suficiente para cubrir tus gastos. No planees viajes, no inviertas todo y le entres a un negocio que no sabes si va a funcionar. 

Espero que estos tips te sean de utilidad y que veas este momento como una gran oportunidad. 

© Copyright 2020 Romina Media. Aviso de privacidad