Entrevista con Sofia Macías autora de Pequeño Cerdo Capitalista

Sofía Macías publicó “Pequeño Cerdo Capitalista” en el 2011, hasta este año, su libro ha vendido medio millón de copias.  “Lo he releído y me da risa porque antes era más ocurrente, quizá con el tiempo me he convertido en alguien más seria, me leo y me doy ternura, sobre todo cuando regreso al blog. Algo que no cambia cuando regreso a él, es la manera en que se explican los conceptos”. 

Sofía Macías es periodista, durante ocho años estuvo encargada de elaborar el Programa de Educación Finaciera de Master Card pero su interés por las finanzas la llevó a comenzar con un blog llamado Pequeño Cerdo Capitalista que explicaba la situación financiera del mundo. Y el primer mito que rompe Sofía con su libro es que para llevar de manera correcta y sana tus finanzas necesites ser banquero o financiero.

¿Cuál es el mejor consejo para alguien de nuestra edad (treintas) que no ha logrado llevar unas buenas finanzas? 

Aprende a ahorrar. Vivir con tus papás a los 40 no es bueno para tu vida amorosa. Ten un proyecto propio, si sólo te toca hacer lo de tu chamba, es difícil que tus logros no superen la media. 

Antes de publicar mi libro, yo empecé mi blog como un hobbie, pero un hobbie que me tomaba en serio. El éxito toma tiempo yo empecé un negocio fallido antes de escribir mi libro, ese negocio no caminó, me asocié con la personalidad incorrecta y me di cuenta además que no habían clientes interesados en el mercado de mi negocio. Hacer ese proyecto me enseñó muchas cosas. Tienes que dedicarle tiempo a otras cosas que te gusten hacer, algo aprenderás de esas actividades. 

¿Has tenido un  caso de alguna persona que haya sido un desastre financiero y que después de leer tu libro te haya dicho que cambió su vida financiera? 

Tengo varios. Tengo un caso de una amiga que cuando leyó Pequeño Cerdo Capitalista tenía una deuda de 1 millón de pesos, después de leerlo pudo crear un plan para liquidar su deuda. Ella es un caso interesante porque empezó a leer el libro, nos volvimos amigas y ahora es una empresaria súper exitosa a la que admiro mucho. No quiero sonar como estos programas milagrosos, honestamente el éxito del libro en tu vida dependerá de qué tanto te comprometas a seguir las recomendaciones que les doy. 

Me he encontrado con casos de personas que tenían un sueldo muy bajo y pensaban que no iban a lograr sus sueños porque no les iba a alcanzar, hasta que aprendieron a ahorrar. Yo a eso le llamo #logroinks. 

¿Crees que el dinero es energía?
Así como que lo atraes con el pensamiento, ¡no! La buena relación con el dinero la construyes a través de buenos hábitos y conocimientos, no la construyes a través de un mindset. Claramente tus ideas acerca del dinero pueden complicarte la manera en la que te relaciones con él. Conozco mucha gente que gana muchísimo dinero y tiene problemas financieros. Primero es romper con los prejuicios alrededor del dinero, pero también trabajar en tus habilidades. La gente quiere ser buena con el dinero, sin invertirle nada de tiempo

¿Ser bueno con tu dinero es no gastar?

Las finanzas no son gastar menos, es canalizar tu dinero hacia tus metas. Tal vez podrías tener la bolsa de tus sueños, pero lo que no puedes quizá es seguir gastando en Uber, comer fuera de casa todos los fines….Hay que escoger tus batallas con el dinero. 

¿Crees que existe un perfil específico de las personas que siempre están endeudadas?

Si hay ciertas constantes. La constante número uno es no tener metas, no tener metas te lleva a compras compulsivas y esto obviamente genera deudas.  Segundo, gastar más de lo que ganas y no saber usar la tarjeta de crédito. Tercero, no tener cubiertas tus emergencias. Por último contraer deudas de otros, por ejemplo prestar tu tarjeta de crédito al novio, al primo etc. Si el banco no confía en él ¿por qué lo harías tu? 

Otro riesgo importante y que veo en muchas personas son las compras emocionales. Hay mucha gente que se siente mejor comprando, en el momento se siente mejor pero después ya no sólo tiene una razón para sentirse mal, tienes dos: tu estado emocional  y tu deuda. 

¿Qué opinas de la manera en la que los millennials llevamos nuestras finanzas? 

Dicen que los millenials gastan su dinero en poached eggs y avo toasts. Un error que cometemos, y no sólo los millennials, es la perspectiva de futuro. Las finanzas son un tema de futuro, tienes que pensar en temas intangibles como “el retiro” y esto a muchas personas se les dificulta. Frases como  “sólo se vive una vez” ó “lo bailado nadie te lo quita” es un mindset enemigo de tus finanzas. Se necesita paciencia para lograr tus objetivos financieros. 

¿Qué es lo peor que puedes hacer cuando tienes una deuda, además de lo obvio que es seguir gastando

Por buscar una solución mágica, caer en una gran estafa. Buscar de manera desesperada el dinero, adquirir una deuda para pagar otra no es la mejor solución. Dejar de abrir los estados de cuenta, no sé porque la gente piensa que si ya no los abre, la deuda va a desaparecer, ¡eso es la mejor forma de no tener control sobre tu dinero! Con las deudas ni modo, lo que tienes que hacer es sentarte a ver cuánto debes y cuánto tienes disponible para pagar. Lo mejor que puedes hacer antes que nada es entender cómo te metiste en el problema, después cómo reducir gastos y generar nuevos ingresos. Hay un libro buenísimo de Isela Muñoz llamado “De deudora a millonaria” que recomiendo ampliamente. 

¿Por qué crees que la gente ve como enemigo al banco? 

Pues en parte porque se lo han ganado. El negocio del banco es colocar crédito y cobrarte por ello, por eso es importante aprender de inversiones. Si eres un buen cliente podrías negociar tu tasa de interés de tu tarjeta. 

¿Por qué hacer una agenda de retos financieros si ya tenías los cursos?
En realidad los retos empezaron en la agenda y luego hicimos los cursos. Cuando salió el libro de finanzas hubo mucha gente que se aplicó y otros que se quedaron a la mitad del camino. Platicando con una amiga mía le comenté de mi frustración y de cómo me gustaría que inventaran un dispositivo de electro shock para que cada vez que la quisieran usar no pudieran y Karla mi amiga me dijo, “¿por qué no haces una agenda?” El hecho de poder anotar tus compromisos en un lugar físico como la agenda genera el hábito de la constancia. La agenda es una herramienta en la cual he podido ir actualizando las preguntas que me van haciendo en los cursos, por eso la agenda de cada año tiene retos diferentes que van evolucionando junto con  mis lectores. 

El año pasado lanzamos Retos Financieros, que es una suscripción, cada mes hay una clase exclusiva mando tips específicos para la agenda, revisamos cómo hicieron los ejercicios, dónde se atoraron etc. La agenda cumple con esta parte del compromiso y el tiempo con tus finanzas porque si estás siguiendo un plan, te ves forzado a dedicarle 10 minutos diarios a tus números para que al final del año termines con el resultado de esos 10 minutos que le dedicaste diario. Aunque leas un libro en una sentada, si no lo practicas no vas a ver cambios. 

¿Hay algún reto de esta agenda que sea tu favorito? 

El reto del primer metro cuadrado. Nos gastamos el dinero en açai bowls y matcha lattes porque pensamos que no nos alcanza para comprarnos el departamento de nuestros sueños, pero ¿qué pasa si logras el primer metro cuadrado? El reto consiste en evaluar cuánto mide el metro cuadrado del departamento que quieres comprar y eso es lo que tienes que ahorrar en 6 meses, si no puedes al menos lo haces en un año. De esta manera comienzas a juntar para el enganche y una vez que logres darlo, ya tienes el hábito del ahorro para pagar la hipoteca. 

¿Qué le dirías a la Sofía Macías de hace 8 años?
Le diría “tu intenséale y va a salir” yo sí me aventé al 100% con el libro, estaba trabajando en Francia y dejé esa chamba, le di seis meses a mi proyecto y me salió. Por pequeña que pueda parecer tu contribución no hay que olvidar que le puedes estar ayudando a mucha gente, no hay que perder eso de vista. También le diría que hay que escuchar más, está bien tener errores, pero hay que escuchar y escucharte, este es un consejo para aquellos que tengan socios, si vas a tener un socio asegúrate que esté igual de invertido en el proyecto que tú. 

Sigue a Sofía Macías en Instagram @sofiamaciasliceaga y @pequenocerdocapitalista

Romina Sacre
Romina Sacre

Emprendedora, escritora, abrazaperros y fan de la comida. Me gusta viajar y contar historias. No me tomo muy en serio.

Escribe lo que buscas y presiona Enter