Películas y series que hoy serían canceladas

  • 153 Views
  • Comentarios desactivados en Películas y series que hoy serían canceladas

La mágica época de los 90 y principios del 2000, fue una temporada que muchos llevamos en el corazón como una era dorada donde todo era más simple y divertido: la ropa y los accesorios demasiado kitsch, la tecnología; junto con las redes sociales, apenas empezaban a desarrollarse; y en el cine y la tv los chick flicks, que hoy en día son considerados clásicos del entretenimiento, estaban en su pleno apogeo. 


Veinte años después no todas las cosas que amábamos de esa época resisten la prueba del tiempo. Con el surgimiento de movimientos sociales como #MeToo, la conciencia colectiva empezó a ganar fuerza y comenzaron a salir documentales como Leaving Neverland. Con esto los iconos y el vibe de la época dorada de los noventa y dos mil empezó a perder su brillo y dio paso a una reflexión bastante seria sobre las historias que nos contaron.

Esta es una lista de algunas series o películas que estoy segura, si se estrenarán en nuestros días, serían canceladas de inmediato. 

Pretty Woman

Pretty Woman ¡Sí, ya se! Pretty Woman era una de mis películas favoritas de toda la vida hasta que un buen día mientras estaba aburrida regresé a verla para pasar el rato…¡ah qué gran error!

Recuerdo que el personaje de Richard Gere, Edward, me parecía el hombre más caballeroso y decente del mundo, ahora solo pude sentir una incomodidad enorme, y es que no sólo reduce a Vivian a un montón de estereotipos machistas sino que en la famosa escena donde Julia Roberts tiene su gran makeover y se pone un vestido de cóctel de repente todo el mudo comienza a verla como un ser humano real, porque aparentemente las mujeres en su mundo solo merecen respeto si están bien vestidas. 

Estoy bastante segura de que si Pretty Woman fuera un estreno hoy, en pocas semanas el director estaría pidiendo disculpas por la historia, Julia Roberts sería cuestionada por haber aceptado un papel que reduce a las mujeres a la cosificación y Richard Gere probablemente sería cancelado.

Clueless

Está película es un clásico y sin lugar a duda definió a toda una generación. Si bien no toda la película está plagada de errores, ciertas acciones y personajes dentro de la historia hacen que muchos momentos sean cuestionables. 

Situaciones tan evidentes como la relación de Dionne y Murray, donde es obvio el trato machista de Murray al llamar “women” a su novia cada tres segundos y proclamarla como su propiedad. Solamente de recordarlo hago expresión de disgusto o, ¿recuerdan la famosa escena del vestido Calvin Klein? Cuando el personaje de Paul Rudd le pregunta a su papá sí en serio “va a dejar salir vestida así” a su hermana, y la cuestionan por su vestido diciendo que “parece ropa interior, que se ponga algo encima”. Definitivamente otro momento bastante incómodo.

That 70’s Show

That 70’s Show es un festín de estereotipos raciales, misoginia y homofobia. Empezando por el personajes de Fez, interpretado por Wilmer Valderrama, quien es el “extranjero” del grupo retratado con un acento “éxotico”, con acciones y anécdotas que hacen referencia a su país “salvaje”. También está el padre de Erick Forman, quien es un veterano con puntos de vista bastante radicales sobre cómo debe ser el futuro de su hijo y su constante temor de que Erick sea gay por ser un adolescente sensible y no tener actitudes “de hombre” como ser útil en las las tareas de construcción o no ser bueno en los deportes. 

Por otro lado está la constante misoginia ejecutada por la mayoría de los personajes, incluso las mismas mujeres, armando juicios sobre las chicas dependiendo de su físico o diciendo si han tenido muchos novios son “fáciles” o “santurronas”. Personajes como Midge Pinciotti, mamá de Donna o Laurie, hermana de Erick, e incluso el personaje de Mila Kunis, Jackie Burkhart, son reducidas al estereotipo de mujeres guapas y por lo tanto sin ningún tipo de inteligencia.

Si un sitcom como That 70’s Show fuera lanzado en nuestros días sería cancelado INMEDIATAMENTE. Me encantaría volver a ver la serie desde la inconsciencia y poder disfrutarla como lo hacía antes, sin embargo últimamente es inevitable no hacer cringe con cualquier episodio.

Mean Girls

Mean Girls es una de las películas más icónicas de nuestra generación, y aunque en su momento se pensó como una proeza el hecho de que fuera uno de los primeros trabajos de Tina Fey como escritora de comedia y con ello se pudiera dar paso a una nueva ola de temas abarcados por mujeres, lamentablemente la película recae involuntariamente en el patrón de dominación masculina de la cultura pop.  

El argumento principal de todo el filme es colocar a los hombres en el centro de la trama de las mujeres. De hecho, gran parte de la película son simplemente las secuelas de conocer a un chico. La protagonista se enamora del chico sentado frente a ella en la clase de matemáticas, y de ahora en adelante está condenada a existir para la atención masculina. El personaje aprende a maquillarse, peinarse y vestirse con el objetivo de llamar la atención de los hombres, tanto del personaje como del espectador. 

Sin lugar a dudas Mean Girls sería una de esas películas que sería criticada y juzgada por la cancel culture sin piedad.

The House Bunny

No tenía idea de la existencia de esta película hasta que hace un año me apareció por accidente en algún canal de cable. El título y la premisa me causaron una curiosidad inmensa. Básicamente la película habla de Shelley, una chica rubia y de cuerpo increíble, que forma parte de las conejitas de Playboy de Hugh Hefner y un buen día por algún tipo de “complot” es despedida. En su aventura por encontrar un nuevo hogar se encuentra con una fraternidad universitaria de siete chicas nerds y poco agraciadas que están en peligro de perder su casa a menos que puedan atraer más admiradores. 

La trama se desarrolla en cómo Shelley las ayuda aprender sobre maquillaje, ser provocativas  y cómo no hacer sentir intimidados a los hombres con su inteligencia para así lograr conquistarlos. La verdad es que The House Bunny es un claro ejemplo del porqué estamos realmente felices de que el movimiento feminista haya alcanzado a la industria cinematográfica y ahora existan guiones que no reducen las narrativas a la cosificación femenina.

Algunas personas pensarán que voltear al pasado para cancelar contenidos es ridículo, y sí, tal vez sea un argumento válido. Ya no queda mucho que podamos hacer al respecto, sin embargo es imposible que hoy puedas ver ciertas películas o series y no te lleguen a causar cierto cringe y decir  “¿¡Neta por qué nunca me di cuenta de qué tan mal estaba esto!?” 

Portada

Newsletter

Podcast

Mantente conectadx

Lanzamientos

CANALES