Leyendo ahora
Me he portado mal, muy mal

Me he portado mal, muy mal

“They said I did something bad, then why’s it feel so good? “ Taylor Swift

 

Todas hemos sido la mala del cuento en algún punto de la vida. La neta, acéptalo. No creo que exista una persona que sea buena buena, todos los seres humanos nos conformamos del ying y el yang, la luz y la oscuridad, o como le digo yo, de la buena onda y la mal pedes. 

 

Así como me ves, hecha un pan de Dios (¡ja!) he sido la mala en muchas ocasiones:  en 4to de primaria le hice la ley del hielo a mi mejor amiga (pobre Jimena que bueno que me perdonó). En secundaria,  J, el mejor amigo de P (un niño que me gustaba pero no me pelaba) nos dio el password del mail de P. ¿Por qué la tenía? ¿Por qué nos la dio? ¡Sepa su madre! Pero mi amiga M y yo, nos metimos y obvio se nos hizo cagadísimo escribir mails “de su parte” a sus amigos. Uno de ellos decía que P estaba enamorado de la novia de uno de sus mejores amigos. Armamos un mega pedo y OBVIO J, supo que nosotras nos habíamos armado esas historias porque casualmente desde que nos dio la contraseña empezaron a haber problemas.  Y la más “reciente” (fue en el 2014) al haberme enterado que una de mis mejores amigas salía con mi ex, decidí exponer la historia de traición en Púrpura (mi blog pasado). Mis otras amigas me preguntaban por qué lo hacía, que ya le bajara, y mi respuesta era: Porque puedo.  #ahcaray

 

Hoy sé que todo lo hice a raíz de que me lastimaron (menos lo de Jimena, ese sí qué pedo conmigo), por ardida y lo del mail porque se me hizo suuuuuper divertido (no medía mis acciones, tenía 13 años). No me estoy justificando, acepto mi responsabilidad pero antes no tenía conciencia de lo que hacía. No tenía las herramientas que tengo hoy. Y no, no es que nunca jamás en la vida vaya a ser la mala del cuento (seguramente la volveré a cagar) pero hoy, por ejemplo, no buscaría revancha, ¿para qué?

 

El tema de octubre es el reconocer y aceptar que hemos lastimado a alguien y que mientras aceptemos la cagadera y seamos conscientes para no volver a repetirlo, es de humanos equivocarse.

 

¿Qué tan fácil o difícil es para ti pedir perdón? A mi me costó un huevo aprender a hacerlo. Reconocer mis errores era difícil para mi. Como no entendía el sentido de responsabilidad, prefería que se enojaran conmigo en vez de aceptar que había cometido un error. Que nunca te gane el ego más que la persona que tienes enfrente, porque aunque esa persona no te perdone, por lo menos fuiste honesto y dijiste lo que sentías.

 

Soltar el pasado y las culpas es lo que nos hace sentir libres. 

Siempre hay dos lados de la historia y de esto y más, hablamos con Minnie West, actriz, productora y creadora del proyecto Wild West Honey, quien es nuestra portada de octubre. Minnie ha estado chingándole durante muchos años para tener papeles que le gusten y que vayan con ella, y también desarrolla su propio trabajo, lo cual le aplaudo enormemente. Es nuestra primer portada que tenemos en el podcast (la entrevista sale la próxima semana) así que no te lo puedes perder. 

 

 

Disfruta un chiiiiingo este mes, come pan de muerto (mi favorito) y escucha El Podcast de Romina Media. Suscríbete a nuestra newsletter aquí  para que no te pierdas de nada. 

 

Hagamos de este mundo un lugar más compasivo y más buena onda. 

 

¿Qué dices? ¿Te unes? 

 

Romina 

© Copyright 2020 Romina Media. Aviso de privacidad