Los libros que marcaron mi década

El 2010 fue un año importante para mi porque decidí regresarme de Nueva York a México. Estaba nerviosa pero a la vez segura de que había tomado una buena decisión. Esta década ha sido todo un challenge para mi en todos los niveles, desde mi decisión de emprender, hasta hacer las paces con mi fracaso actoral. Todo me ha sumado y también, mi aprendizaje y mis ideas, se han visto afectadas (para bien) por los libros que he leído. 

2010. El poder del ahora de Eckhart Tolle.
Lo leí por primera vez en ese año porque me topé con el libro en una aeropuerto. Debo confesarles que no entendí nada (Tolle es muy conceptuoso) y después, hace dos años lo volví a leer. Hizo toda la diferencia. Habla del estar presentes, de vivir plenamente, de cómo nuestro ego y nuestra mente pueden ser nuestros peores enemigos. Me ayudó a tranquilizarme y a ser más consciente cuando estoy viviendo en el futuro (que ni existe, btw). 

2011. Eat, pray, love de Elizabeth Gilbert.
“¡¿En serio te puedes ir de viaje SOLA?!”, fue lo que pensé al leer uno de los libros que más me han inspirado a ser YO. Sé que se oye un poco cursi pero me cambió toda la perspectiva de que en efecto podía ser feliz conmigo. Después de leerlo, me prometí que iba a organizar irme de vacaciones sola pero no lo logré hasta el 2014. Todo bien, todo tiene su tiempo. 

2012. El lenguaje del adiós de Melody Beatty.
Recomendación de mi terapeuta, es el libro que tengo en mi buró.  Son pensamientos diarios que hablan del cómo soltar y  identificar co dependencia. 

2013. Muchas vidas, muchos maestros de Brian Weiss.
Mi primo George falleció y yo estaba devastada. Lo oculté muy bien por varios años pero se volvió a abrir la herida cuando se murió mi perrita Fiona. Este libro me lo recomendó mi terapeuta y me cambió la vida. Es EL LIBRO que cambió la forma de entender la muerte, y me dio paz porque ahora creo que somos inmortales, que el alma elige en que cuerpo reencarnar y por eso traemos huellas y heridas profundas que a veces no logramos entender. 

2014. Girlboss.
Compré este libro en el aeropuerto de San Francisco y lo devoré en una semana. Sophia Amourousso fue de las primeras en poner sobre la mesa el tema del emprendimiento femenino, y el incitar a que más mujeres, a través de su historia, se asumieran como mujeres de negocios y trabajadoras. Aunque no es el mejor libro que he leído, se me quedó grabada esta frase: Tu dinero se ve mejor en tu cuenta de banco que en unos zapatos. 

2015. Unbinding the heart de Agapi Stassinopoulos.
Claudia Zaragoza, amiga mía y mi Health Coach me regaló este libro cuando empecé con mi proceso hacia una vida saludable. Lo tuve en mi librero por un año, y cuando lo abrí, no paré de leerlo. Es un libro hermoso, donde Agapi nos cuenta de su infancia en Grecia, de su familia, de su lucha por ser actriz (me identifiqué) y sobre todo, de la alegría de vivir. Si quieren ponerse de buenas, lean esta historia. 

2016. Modern Romance de Azis Ansari. 
¿Por qué es tan difícil encontrar pareja en la era de las redes sociales? Aziz Ansari, comediante, se va con un sociólogo a Francia, Japón, Estados Unidos y Argentina a investigar cómo funciona el mundo del dating y las relaciones sentimentales en la actualidad.

2017. Big Magic de Elizabeth Gilbert.
Como pueden ver, amo a esta señora y todo lo que escribe (tengo pendiente su novela) pero este libro llegó a inspirarme porque habla de la creatividad, y estaba pasando por un momento de mucha incertidumbre (acababa de cerrar Púrpura, mi primer negocio) y me sentía un poco perdida y con miedo. Me quedo con: Si estás pensando en hacer un proyecto, LO TIENES QUE HACER, porque ya lo lanzaste al universo y si tú no lo pones en acción, alguien más lo hará. 

2018. Little Victories de Jason Gay.
Siempre pensamos en the big picture “cuando me gradúe de la Universidad” “cuando encuentre novio” “cuando bla bla bla” y todo lo demás que sucede en la vida, lo pasamos por alto, ¡¿por?! Y es justo lo que dice el autor, que la vida hay que celebrarla por esos pequeños triunfos, llegar temprano a la junta cuando había tráfico, cuando te dan un bono por tu trabajo, que tu perro no se haya hecho popó en casa de alguien (¡ja!). Sin duda, mi vida está llena de pequeñas victorias. 

2018. El mundo de Sofía y La magia de ser nosotros de Elizabeth Benavent. WOW Elizabeth Benavent te amo, gracias por haber escrito una de las novelas más divertidas y románticas que he leído. Se los echan en friega porque la autora es una buenaza para las historias. 

2018. 90’s Bitch. Somos las historias que nos cuentan, no por nada mi generación (las que estamos en los treintas) traemos tanta paja. Desde el porqué Monica Lewinsky fue tachada como la malvada en todo el escándalo con Clinton, Alanis Morisette y su enojo contra los hombres, la culpa y el odio hacia Courtney Love por la muerte de Kourt Cobain, los personajes clichicheados de mujeres en Beverly Hills 90210, de verdad este libro vale TODA la pena. 

2019. Cómo curar un corazón roto de Gaby Pérez Islas. ¡Bendita Gaby por existir y llegar a mi vida! Gaby es taaaaan honesta y tan directa con el tema de cerrar ciclos y de trabajar la pérdida que todas deberíamos de ser como ella. Siento que debería ser obligatorio leer este libro. 

2019. The gifts of imperfection de Breneé Brown. Esta señora también mis respetos. Gracias Breneé por enseñarme que sentir y ser vulnerable es un gran poder. Lean TODO lo que escribe y vean su plática en Netflix. 

Romina Sacre
Romina Sacre

Emprendedora, escritora, abrazaperros y fan de la comida. Me gusta viajar y contar historias. No me tomo muy en serio.

Escribe lo que buscas y presiona Enter