Leyendo ahora
Los Latin Grammy, el Reggaetón y porqué el perreo ya no debería molestarte

Los Latin Grammy, el Reggaetón y porqué el perreo ya no debería molestarte

Me considero una reggetonera de closet, por muchos años negué mi gusto y placer por los ritmos del reggaetón tachandolo (como muchos) de música inculta, corriente, simple, poco inteligente, sin ningún valor dentro de sus letras y composición, y por lo tanto digno de no ser reconocido. Pero muy dentro de mí sabía que me gustaba y una que otra vez me encontré buscando en youtube las canciones de Plan B o Farruko y se me caía el personaje de niña que nada más escuchaba Pink Floyd para ponerme a perrear. 

Hace no mucho decidí salir del closet reggaetonero y empezar a valorar el reggaetón con otros ojos, reconocer el trabajo de productores como Tainy y resignificar el género desde una perspectiva más respetuosa, sin prejuicios y una visión menos eurocentrista. Con ello me di cuenta de la brecha cultural, racismo e injusticia a la que ha sido sometido el género.

Este año el reggaetón domina las nominaciones del Latin Grammy, esto pareciera ser una redención por parte de los premios después de que en la edición pasada se viralizó el movimiento #SinReggaetónNoHayLatinGrammy. La campaña surgió después de que varios exponentes del reggaetón como Nicky Jam, Daddy Yankee, Maluma, Anuel AA, J Balvin y más, mostraron su enojo en redes sociales por no haber sido tomados en cuenta dentro de las nominaciones de 2019, declarando que, a pesar de los millones de dólares que su género aporta a la industria musical su trabajo es poco respetado y su contribución cultural sigue siendo ignorada. Muchas personas y medios vieron la petición como una broma, de nuevo restándole respeto e importancia al reggaetón, sin embargo se abrió una discusión bastante atinada y se pusieron cartas sobre la mesa al exponer la falta de diversidad dentro de la academia, que no tiene una categoría digna que reconozca al reggaetón, y solo lo encasillaron como un género urbano.

Después de la campaña de 2019, este año el Latin Grammy abrió nuevas categorías, entre ellas se encuentran “mejor interpretación de reggaetón”, la primera categoría que premiará a este género específicamente, y “mejor canción de rap o hip-hop” que incluye a los exponentes del trap. Si bien la apertura de estas categorías parece pintar un panorama un tanto esperanzador, aún hay un largo camino que recorrer para que la música latina encuentre un espacio digno de reconocimiento sin condescendencia.

En esta edición es importante reconocer que J Balvin hace historia al ser el primer artista en tener 13 nominaciones a una misma edición en los 21 años de los Latin Grammys, Bad Bunny le sigue con nueve nominaciones, Ozuna ocho y Anuel AA con siete. Además, Bad Bunny y J Balvin se convierten en los primeros artistas de reggaetón en ser nominados al Mejor Álbum del Año y en tener dos álbumes mencionados dentro de la misma categoría: Bad Bunny por YHLQMDLG, J Balvin por Colores y ambos por su álbum colaboración Oasis

Además, la categoría principal de Grabación del Año reconoce a cinco canciones de  reggaetón con “China” de Anuel AA, Daddy Yankee y Karol G, “Vete” de Bad Bunny, “Rojo” de J Balvin, “Tutu” de Camilo y “Tusa” de Karol G y Nicki Minaj. Dichas nominaciones marcan un precedente histórico para el género puesto que anteriormente solo “Gasolina” de Daddy Yankee había tenido la oportunidad de entrar a esta selección.

¿Alguna vez te imaginaste que música que no fuera en inglés dominaría en Estados Unidos o Europa? Crecimos escuchando y esperando las giras de artistas de habla inglesa y considerándolos como íconos aspiracionales, años atrás nadie hubiera creído que artistas latinos serían top dentro de los charts, sus exponentes un referente dentro del diseño y moda, jamás nos hubiéramos imaginado que la música en español dejaría de ser solo del nicho hispanohablante y comenzaremos a ver a personas, no hispanohablantes, cantar y bailar ritmos latinos. 

J Balvin y Bad Bunny siendo headliners en Coachella, la colaboración de Madonna con Maluma, La presentación del Super Bowl de J Lo y Shakira, la colaboración de Dua Lipa, con Tainy, el reciente concierto virtual de Bad Bunny desde NY su participación en el desfile de Savage X Fenty, son un ejemplo claro de la importancia que actualmente tiene la música en español a nivel mundial, y la necesidad que existe de poner los reflectores en el nuevo talento reconociendo su aportación y trabajo.

El reggaetón, sus ritmos y letras son solo un reflejo de las sociedades afrodescendiente, hispanas y latinas; sus letras están plagadas de modismos sociales dignos de ser analizados a nivel semántico, y si creen que realmente estoy exagerando ¿alguna vez se preguntaron qué significa la palabra Bichiyal? (título de una de las canciones más recientes de Bad Bunny) Pues bueno, hace no mucho la editora Frances Coral Solá-Santiago en un hilo de twitter deconstruyó la jerga puertorriqueña de la canción de Bad Bunny y con ello reconoció la complejidad de los modismos lingüísticos de los boricuas. 

 

Probablemente tú no seas un reggaetonero de closet como yo, y posiblemente no te guste el género, sin embargo, y como bien diría el dicho, no puedes  juzgar a un libro por su portada. Tachar al reggaetón como música corriente y simple, es un error rotundo. El género ha evolucionado ¡y vaya que lo ha hecho bien! El reggaetón y sus representantes no solo han crecido en su producción, sino también en su discurso social, cultural y político. El visibilizar la violencia de género, la crisis de migración y el movimiento Black Lives Matter en la música, como lo ha hecho Bad Bunny en canciones, videos y presentaciones en vivo, el cuestionar a las disqueras e instituciones de la industria musical sobre el poco reconocimiento, el racismo y clasismo como lo hicieron Anuel AA y J Balvin son solo una representación de que los latinos ya nos cansamos de ser entretenimiento sin ninguna clase de reconocimiento. 

Así que la próxima vez que estés a punto de criticar al reggaetón tal vez sería bueno que te dieras la oportunidad de conectar con los ritmos latinos, pensar que los reggaetoneros no son solo artistas extravagantes con ropa de diseñador, joyería de oro con diamantes y coches de lujo. Si lo analizas más allá de un simple género musical es inevitable no reconocerlo como un movimiento cultural y una manifestación de la sociedad latina. Aprovecha y disfrútalo sin prejuicios para que conectes con la sabrosura de sus ritmos y, cien por ciento garantizado, te pongas a bailar.

© Copyright 2020 Romina Media. Aviso de privacidad