Now Reading
Lo que todas tenemos en común con I May Destroy You

Lo que todas tenemos en común con I May Destroy You

I May Destroy You es, sin lugar a dudas, y pese a lo que piense el comité de los Golden Globes, es una de las mejores producciones del 2020. A pesar de haber sido olvidada y en su lugar brindarle la nominación a Emily in Paris, la historia de Michaela Coel está haciendo la diferencia y se suma a este grupo de producciones que en los últimos años han buscado abrir conversaciones, romper con clichés y dar paso a historias que están en constante  lucha para visibilizar y hacer un cambio en pro de las mujeres y las minorías. 

La serie sigue la historia de Arabella Essiedu, una joven escritora de Londres que al estar lidiando con un bloqueo creativo decide salir de fiesta con sus amigos, a la mañana siguiente Arabella despierta con una laguna mental, confundida y en estado de shock, sin saber cómo es que llegó a su oficina nuevamente y por qué tiene un golpe en la cabeza. Los fragmentos de la noche anterior vuelven a ella en flashbacks y eventualmente se da cuenta que fue víctima de violación después de haber sido drogada. 

La serie fue escrita, dirigida y protagonizada por la antes mencionada Michaela Coel, quien literalmente puso su vida en esta serie, ya que la historia de Arabella surgió como un ejercicio de catarsis para resignificar su propia experiencia al haber sido víctima de violación en 2016. A pesar de ello, a lo largo de la serie Michaela no solo se centra en su historia sino que también busca dar voz y empatizar con las diferentes formas de abuso que puede experimentar cualquier mujer en la actualidad. 

¿Alguna vez el hombre con el que estabas teniendo sexo se quitó el condón  sin que te dieras cuenta? o ¿fuiste engañada para consensuar un encuentro sexual? o tal vez ¿estuviste en alguna relación donde tu abusador hizo uso del gaslighting para hacerte cuestionar tu propia percepción y cordura ante una agresión? Este tipo de  experiencias que son constantemente normalizadas, son las que Michaela Coel hace visibles en I May Destroy You y logran que te sientas cercana a ella. Es a través de esta serie que después de tantos años ¡al fin! se hacen visibles las diferentes caras que tiene el abuso y los abusadores,  gracias a la representación que brinda esta historia cualquiera que haya pasado por una situación traumática de violencia o abuso se puede sentir identificado, crear un lazo de empatía con la historia y saber que no estás sola o solo. 

Estos son 7 temas importantes con los que considero que  I May Destroy You está haciendo la diferencia: 

  1. Retrata de una forma realista las secuelas, efectos y fases que pueden llegar a experimentar las víctimas. Si alguna vez te has cuestionado por qué algunas víctimas de violación levantan la voz años después o por qué recurren a las autoridades cuando ya es “demasiado tarde”, gran parte de la serie se encarga de generar empatía y hacer entender las dificultades físicas y mentales para reconocer, procesar y aceptar que has sido víctima de un delito, sobre todo si hay alcohol o drogas de por medio.

  2. Abandona el típico estereotipo de la víctima que se ha repetido constantemente en series y películas. El personaje de Arabella cambia la narrativa al dejar de personificar a la víctima de forma condescendiente, más bien le brinda una visión completamente opuesta donde ella tiene el poder de tomar las riendas (por más difícil y doloroso que sea), y como lo dice el título de la serie, puede destruir a sus abusadores.

  3. Habla sobre la re victimización y lo ineficiente que es el sistema para tratar los casos de abuso. Nos pone a reflexionar si realmente los aparatos gubernamentales y sus procesos son los indicados para tratar un delito de violación ¿tal vez ya viene siendo tiempo de considerar un cambio en pro de las víctimas y la justicia?

  4. Hace una observación importante sobre la ambivalencia en la cultura de cancelación, el extremismo de opiniones en redes sociales y cómo siempre tratar de ser “políticamente correcto” puede dañar tu salud mental.

  5. Visibiliza la ignorancia que existe entre a las autoridades para hacer frente a casos de violencia y violación dentro de la comunidad LGBT.

  6. Pone en la mesa lo importante que es para las víctimas de violación contar con una red de apoyo en la que puedan confiar y puedan hablar para hacer frente a los procesos penales y psicológicos que conlleva una experiencia de abuso.

  7. Nos enseña que tratar de negar y enterrar experiencias es solo guardar cadáveres debajo de la cama. A veces abrir la caja de Pandora de nuestros demonios es la única forma en la que podemos verbalizar nuestras experiencias y sentimientos para pedir ayuda, sólo así se podrán curar nuestras heridas para poder seguir en paz y adelante. 

Hay muchas cosas más que podría escribir sobre esta serie, sin embargo creo que verla es una experiencia propia y diferente para cada persona. Para mí fue como encontrarme en una conversación con una amiga que me ayudó a sanar y aceptar experiencias pasadas.  Así que date a la tarea de verla cuanto antes porque estoy más que segura que te hará reflexionar y experimentarás un cobijo que te hará sentir que no estás sola.

© Copyright 2020 Romina Media. Aviso de privacidad