Now Reading
Las creencias que te impiden hacer dinero

Las creencias que te impiden hacer dinero

Estoy segura de que piensas que las personas que tienen dinero son más suertudas que tú, que son egoístas y superficiales. ¿A poco no? Hemos sido educados para creer que tienes que trabajar muy duro para ganar dinero. ¿Te cuento un secreto? Lo que tienes que hacer es asumir riesgos enormes, pero sobre todo incómodos. Tienes que hacer cosas que jamás has hecho… romper paradigmas. 

Nos han maleducado a pensar que hablar de dinero es mal visto o de mal gusto. ¿Por qué es eso? ¿Qué tiene de malo hablar de dinero y querer tener dinero? ¿Por qué no preguntar a alguien que admires cómo maneja su dinero?

Cada una de nosotras crecimos en una casa y una familia que te grabó en la mente ciertas creencias, mitos, verdades a medias o ideas acerca del dinero y que nos rondan en la cabeza como moscas cada vez que tenemos que pensar en él.  Piensa en las frases típicas que escuchaste en tu casa acerca del dinero: “no sabes lo que cuesta la vida”, “tienes que trabajar duro por lo que quieres”, “el dinero no compra la felicidad”, etc.

Haz memoria de 5 ideas que tus papás repetían una y otra vez acerca del dinero. Depende mucho de la etapa que les haya tocado vivir como familia, pero sin duda se quedan como una forma conveniente de cómo manejarse, sellando en nuestras mentes que las cosas son así y no pueden cambiar. 

Te comparto cómo romper las 5 creencias más arraigadas que tenemos acerca del dinero:

  1. “Tienes que trabajar duro para tener dinero”. Definitivamente no es directamente proporcional la cantidad de trabajo con relación al dinero que generes. No por trabajar más horas estás siendo efectiva y productiva. No tienes que trabajar más, tienes que trabajar inteligente, enfocada, con objetivos claros. Esta creencia va junto con “Debes estudiar en una buena universidad para hacer dinero” ¡Nada más falso! He conocido gente brillante y con grandes resultados que lo menos importante es en dónde estudiaron.
  2. “El dinero no puede comprar la felicidad”. ¡Uff! ¡Qué discusión y controversia genera este paradigma! Es falso que tienes que sacrificar una vida divertida para hacer dinero. Piensa, ¿para qué quieres tu dinero? ¿Para ser feliz? Entonces por qué tiene que ser un sacrificio si al final te va a llevar a tener una vida que te satisface. ¡OJO! Que te satisface a TI, no a los demás. El dinero te va a dar tranquilidad y satisfacción para cumplir con los requisitos necesarios que TÚ has decidido que hacen que tu vida sea placentera.
  3. “El dinero no es importante, las personas sí”. A ver, a ver, a ver… no por querer tener dinero quiere decir que las personas te dejen de importar y te vuelvas fría y calculadora. El dinero te va a dar recursos para disfrutar más cosas con la gente que quieres, que vivas experiencias que sin él no podrías hacer, y sobre todo te va a dar oportunidad de DAR a quien lo necesite. El dar es satisfactorio, así como agradecer a quien puedes ayudar.
  4. “Es importante tener un trabajo seguro”. Otro controvertido paradigma… lo único seguro es nuestra muerte. No podemos dejar en manos de nuestra “seguridad” un trabajo que no nos satisface y que nos hace no ser felices. La seguridad de un trabajo es muy subjetiva ya que en cualquier momento dejan de estar alineados tus objetivos con los de la empresa, y te invitan a desvincularte (forma elegante de decir que te corren de tu chamba) y encontrar otros horizontes. Busca en qué eres bueno, qué te llena, qué te satisface. No elijas por seguridad y te “vendas” ante ello.
  5. “Siempre debes de tener un plan B”. Este paradigma nos predetermina a suponer que nuestro plan no va a ser exitoso. El simple hecho de pensar que tienes otra opción te va a poner en un estado de “relajación” en el cual, si no te sale tu plan original, siempre tendrás tu plan alterno.  Cuando tomas una decisión hay que jugar con todas las canicas, no a medias. Toda tu energía, emoción y trabajo tiene que estar enfocado en tu plan ¡ÚNICO! Dentro de este paradigma, el ahorrar dinero para una temporada de vacas flacas es ponerte una mentalidad de fracaso. No quiere decir que vayas por la vida despilfarrando, pero debes tener confianza en ti y en lo que el universo conspira a tu favor. 

¿Qué frases has escuchado de tus papás? ¿Qué paradigmas vas a romper? Te leo.

© Copyright 2020 Romina Media. Aviso de privacidad