El camino a mi mejor yo

  • 831 Views
  • Comentarios desactivados en El camino a mi mejor yo

En esta segunda edición de las chingonas que nos inspiran entrevistamos a tres mujeres que destacan por su calidad humana pero sobre todo por su autenticidad.

Jimena Férez mejor conocida como Madrehadisima en redes sociales, es mamá y autora del blog que lleva el mismo nombre. Su voz es honesta, no tiene miedo de decir  lo que otras mamás piensan pero no dicen y aunque no tengas hijos, leerla te hace reír. Haru Escárcega comenzó hace varios años principalmente como blogger de moda y estilo de vida, sin embargo la vida la fue guiando hacia el camino de la sanación , que hoy es su gran pasión. Hoy su trabajo se enfoca en terapias de sanación a través de técnicas de  Access Consciouness y Theta Healing entre otras. Gabilú Mireles activista del amor propio, escritora y editora inspira a mujeres día a día para seguir tendencias de moda, verse  y sentirse bien sin importar su talla. Su blog FatGab comenzó como un proceso personal de cambio hacia una vida más saludable y sobre todo más feliz para después ser una fuente de inspiración para otras mujeres.

Platicamos sobre el camino que cada una recorrió para abrir los ojos y decir ¡chin, es momento de ser yo, pese lo que pese! Cómo ocurrió, qué sintieron y lo que han aprendido después de su proceso de cambio.

Jimena Férez  @madrehadisima  

“Hoy en día descubrí que soy más de lo que imaginé. Soy totalmente un feliz yo.”

Make Up by Clarins: Primer SOS 00 , como base se usó Skin Illusion 110 honey en labios se aplicó Joli Rouge 742 vestido:Bonhomie

Cambiar mi vida fue un camino largo de muchos golpes, caídas y tropiezos en el cual perdí totalmente mi esencia. El día que me vi al espejo y sólo pude reclamarme por qué estaba dejando mi felicidad en manos de alguien más supe que tenía que hacer un cambio.

El precio que pagas por ser tú misma para mí implicó dejar atrás a personas que juraba que serían un gran apoyo para mí y no lo fueron.

Para mi estar bien significa estar en equilibrio con la vida, hoy lo veo así, pero para llegar a quién soy hoy tuve que liberarme del miedo. ¡Qué bárbaro cómo paraliza el miedo! Pero una vez que lo dejas atrás te das cuenta de lo valiente que eres. Tener la oportunidad de elegir lo que quieres y no quieres en tu vida es un privilegio, no todas las mujeres tenemos esa libertad.

GabiLú Mireles @gabilumireles  

“Los cambios tienes que hacerlos por ti, no por lo que la gente espera que seas. Antes la gente quería que me pusiera a dieta, adelgazara mucho y ya fuera feliz. Pero las cosas sucedieron muy diferente: primero fui feliz y luego bajé de peso. “

Make Up by Clarins: Primer SOS 00, en piel se aplicó Skin Illusion 110 honey y en labios usamos Instant Light Lip Comfort Oil. Vestido: Bonhomie, botas: Bershka

Siempre fui muy insegura de mí misma, mi sobrepeso (que tuve desde niña durante más de 25 años) me hacía sentirme menos valiosa, menos bella, menos atractiva, menos capaz, era una barrera para sacar mi verdadero potencial… o eso creía yo.

Un día, por primera vez, me topé en Instagram con mujeres que se parecían a mí: sus cuerpos eran redondos, tenían cachetes, mostraban sus rollitos y estrías, y se veían felices y seguras. ¡Posaban como unas chingonas y lucían increíbles! Además estaban usando toda la ropa que yo siempre soñé con usar pero que creía que estaba prohibida para las mujeres que no éramos talla chica: shorts, vestidos cortos, pantalones blancos, tirantes, ¡trajes de baño! Ver a una mujer que se parecía a mí amándose a sí misma me dio una especie de permiso para que yo hiciera lo mismo.

Sabía que ya no quería vivir escondida detrás de mis inseguridades y avergonzada de mi cuerpo, pero la respuesta no era simplemente ponerme a dieta y matarme haciendo ejercicio, tenía que venir primero de adentro: así que comencé mi camino de amor propio, mi reto de amarme siempre, en las buenas y en las malas, gorda o flaca, esbelta o hinchada, despeinada y desmaquillada, sin retoques de Photoshop y sin filtro. Nació en mí una paz enorme que no se quedó en hacer paz con mi aspecto físico, sino que trascendió en más seguridad en mí misma, en ponerme como prioridad, en dejar de fijarme en patanes que no me valoraban, en darme mi lugar en el trabajo, en luchar por mis sueños, y en empezar a cuidar mi alimentación y hacer ejercicio y perder 50 kilos, ¡pero no porque me odiaba, sino porque me AMO!

Se dice fácil, pero los cambios tienen consecuencias y en el camino perdí algunas personas que no estaba de acuerdo con mi verdadera yo, con la Gabilú segura y que se respetaba a sí misma, pero la gente que valía la pena tener en mi vida y que todavía les tengo mucho qué aprender, ¡esa sigue ahí!

Cuando hablo de bienestar para mí es algo que viene de adentro hacia afuera, es cuidar tu mente, tu alma, tu cuerpo desde la alimentación y la hidratación, hasta el exterior con skincare y ejercicio. Es rodearte de gente que te empuja hacia arriba y alejarte de la que te hace daño. Estar bien contigo mismo, cual sea tu definición.

Los cambios tienes que hacerlos por ti, no por lo que la gente espera que seas. Antes la gente quería que me pusiera a dieta, adelgazara mucho y ya fuera feliz. Pero las cosas sucedieron muy diferente: primero fui feliz y luego bajé de peso.  Soy la mujer que siempre soñé, pero que ni siquiera creí posible ser.  Soñaba con ser exitosa, pero el éxito se veía diferente cuando yo era pequeña, tenía una talla y reglas que ahora sé que no son importantes. Ahora sé que el éxito para mí es estar feliz conmigo misma, es ser auténtica y mostrarme tal como soy, porque eso es lo que realmente inspira y eso es lo que hace falta sembrar en este mundo. Soy libre porque hoy entiendo que libertad es fluir, soltar y confiar en los tiempos y en ti misma.

Haru Escárcega @haruescarcega

“Hoy no me detengo a dar explicaciones, soy la mujer que nunca me imaginé que iba a ser. Nunca me imaginé ser tan libre ni tan feliz.”

Make Up by Clarins: Primer SOS 00, se aplicó Skin Illusion 110 honey como base. Para el delineado se usó Gel Eyeliner Waterproof 2017 y en labios se aplicó Joli Rouge 07. Total look: Bonhomie, botas:H&M

Sería una mentira decir que pasó algo para que yo quisiera cambiar mi vida. A diferencia de ahora, antes era una persona muy inconsciente y vivía en caos. El cambio tuvo que ver con una terapia de Theta Healing que me ayudó a sentirme bien y ahí me di cuenta que ya no quería seguir sintiéndome insegura. Las decisiones que estaba tomando no me hacían sentir bien, estaba creando en mi vida puras cosas que no quería, pero que inconscientemente las estaba eligiendo.

El emprender un camino hacia mi verdadero yo es algo que practico todos los días, sigo conociéndome y es parte del proceso de la vida y de evolucionar. Recibir juicios de personas cercanas sobre quién eres, es difícil. Sin embargo creo que entre más te juzguen, más creces si sabes como recibir juicios. Sentirme en paz es indispensable para mí. Cuando estás en paz eres feliz, creas cosas positivas en tu vida, todo lo que hagas tiene que ser ligero, hacerlo desde la ligereza, no desde las restricciones porque entonces pesa y ya no se disfruta igual.

Me he liberado de buscar lo que está bien o mal porque una visión de lo que es “correcto” y lo que “no” me queda chica, en esta realidad que es la vida, nos vamos a equivocar y se vale, si piensas siempre en lo que “deberías” de hacer nunca vas a ser libre. Nuestro peor enemigo somos nosotros mismos, yo muchas veces me saboteaba sin darme cuenta, ahora ya me doy cuenta cuando lo estoy haciendo y lo cambio, pero en un proceso evolutivo, tu tienes que ser tu mejor amigo y no tu enemigo.

Es difícil lidiar con las expectativas que los demás tienen sobre ti. La gente sigue teniendo expectativas de mi y creo que eso nunca cambia sea lo que sea que te dediques. Ahora me pasa muy seguido que por lo que me dedico la gente espera que nunca me enoje o que esté disponible siempre, casi casi que me ponga de tapete sólo porque soy compasiva y no lo hago. Entonces cuando pongo límites no les gusta. Hoy no me detengo a dar explicaciones, soy la mujer que nunca me imaginé que iba a ser, nunca me imaginé ser tan libre ni tan feliz. Obviamente tengo momentos en los que me siento triste como cualquier persona, pero no se compara para nada con quien era hace 1 año.

Si volteo al pasado, cuando tenía 20 o 21 años publicaba pura tontería, pero ahora que lo veo no lo quiero borrar tampoco porque también es parte de lo que fui alguna vez,  muchas veces juzgamos lo que hicimos como si fuera incorrecto sin pensar que no es que haya estado mal si no que es una decisión que nos forma para quiénes vamos a ser en un futuro, esas decisiones son parte de la construcción de uno mismo. Todo es parte del proceso de evolución.

Foto: Fernanda Segura 
Lettering: Ricardo Rendón

Portada

Newsletter

Podcast

Mantente conectadx

Lanzamientos

CANALES