Now Reading
Drenaje linfático: cómo hacerlo desde tu casa para tener una piel más sana

Drenaje linfático: cómo hacerlo desde tu casa para tener una piel más sana

Llega cierta edad en la que las cosas nada más no funcionan por sí solas y tampoco funcionan como cuando teníamos 15 años, es una realidad. ¿Porqué les digo esto? Recientemente empecé un plan alimenticio, que no tiene nada que ver con este post, pero me hizo darme cuenta que hay hábitos que necesito practicar para estar sana y para mantenerme digna (la neta si me gusta verme chula). Porque el cuerpo solito no puede, y uno de los hábitos que estoy empezando a practicar es el drenaje linfático.

El drenaje linfático seguro lo asocias con un masaje reductivo que comprabas en paquete y que al masajearte te dejaban la piel toda roja porque te amasaban peor que masa de bolillo ¿cierto? Bueno pues querida, justamente quiero que quites esa asociación de tu cabeza. Un drenaje linfático consiste en activar  la circulación para facilitar la eliminación del flujo linfático que básicamente son desechos en forma líquida, el drenaje linfático acerca este líquido hacia los riñones o a los nódulos para facilitar la eliminación. Sin embargo el sistema linfático no posee un sistema de bombeo automático, por eso es importante que se mantenga activo, pues es el encargado de promover la desintoxicación del cuerpo.

Si te preguntas porqué necesitas saber esto aquí te va. Razones hay muchas, desde falta de ejercicio, mala circulación, tendencia a retener líquidos o embarazo, son algunos ejemplos de situaciones en las que necesitas ayudar a tu cuerpo a drenar esos líquidos. Inclusive el drenaje linfático es algo que se practica en faciales para reducir ese abultamiento que se puede generar alrededor de los ojos, digamos que para quitarte lo hinchada.

 

La buena noticia es que hay varias opciones que te pueden ayudar y lo mejor es que puedes hacerlo desde tu  casa.

 

1.Cepillado en seco 

El cepillado en seco consiste en cepillar la piel seca con un cepillo de cerdas naturales que además de exfoliar permite estimular la circulación sanguínea. Se realiza ejerciendo una presión moderada, sin necesidad de aplicar un producto para facilitar el cepillado. Lo recomendable es que lo hagas antes de bañarte y comiences por los pies y continues por las pantorrillas, muslos, pompas, abdomen, brazos y espalda. Está demostrado que incorporar la exfoliación a tu rutina de belleza, favorece una piel más luminosa y de aspecto más firme. La clave está en controlar la presión y evitar los cepillos con cerdas demasiado rígidas para evitar dañar la piel, si tienes piel sensible no se recomienda que lo hagas en seco.

Aquí les dejamos un link en donde pueden ver el movimiento en el que debes hacerlo.

 

2. Pala para drenaje linfático 

Hace poco probé esta herramienta de SANA mente+cuerpo y me encantó. Cuando la vi por primera vez dije ¿cómo se usa esto? pero una vez que vi el video de cómo usarla me resultó súper fácil, se me hizo muy efectiva y sobre todo cómoda. Esta herramienta esta hecha de madera, su diseño permite que realices un masaje en todas las zonas del cuerpo, incluyendo la espalda, que a veces es difícil de alcanzar.  Tienen un aceite corporal reafirmante delicioso que aplicas antes del masaje, para facilitar el movimiento al mismo tiempo que nutres  la piel. Lo recomendado es que lo practiques diario para realmente ver resultados. Si tiendes a hincharte durante vuelos o en la playa, esta herramienta te va a alivianar muchísimo.

 

 

3. Masajes Reductivos
En estos tiempos complicados donde no podemos salir tan fácil de casa, Scape tiene la solución. Si no sabes qué es Scape, es una aplicación dedicada a masajes y faciales, lo mejor es que este servicio es a domicilio. Esta app acaba de lanzar un tratamiento específico para activar la circulación, reducir grasa y de paso remoldear el cuerpo. A diferencia de otros masajes reductivos, este no es incómodo, no duele ni te deja la piel irritada. Los productos que te aplican son de la marca Comfort Zone los cuales están libres de parabenos, siliconas y no contienen derivados de animales. Desde la primera sesión ves un cambio, sientes la piel mucho más suave, esto es porque realizan una exfoliación ligera antes de masajear. El proceso es tan suave como un masaje relajante, los productos hacen su trabajo mientras tu te relajas. Obviamente no es magia, se requiere de varias sesiones para obtener los resultados que esperas, sumado a ejercicio y una buena alimentación. Lo mejor es que este tratamiento lo puedes hacer en tu casa y sentirte segura pues Scape sigue con todas las medidas de seguridad para cuidarnos.

 

© Copyright 2020 Romina Media. Aviso de privacidad