Cuatro mamás muy distintas nos platican sobre crianza y humor en tiempos de pandemia

Bien sabemos que todas las mamás son únicas, pero también, todas son distintas. No es una receta ni un camino seguro. Platicamos con cuatro mamás de distintos perfiles para conocer sus momentos más difíciles, más divertidos y cómo carajos están lidiando con la crianza en cuarentena. 

Modern family en la vida real 

Instagram: @marinaarfo

Estuve 10 años con mi ex esposa y decidimos ser mamás. Queríamos tener dos embarazos: uno en el que me embarazara yo con sus óvulos y otro en el que ella se embarazara con los míos, el donador fue un amigo nuestro porque queríamos que nuestros hijos pudieran tener información sobre su quién era el donador biológico. Hicimos un primer in vitro en el que se embarazó mi ex esposa primero y tuvimos gemelos. A los 8 meses que los niños nacieron decidimos separarnos. Hoy tenemos un niño y una niña de año y medio. Tenemos una familia muy moderna en la que los niños viven conmigo pero ambas estamos muy involucradas en su vida donde tenemos una maternidad compartida y ella viene a diario a verlos. 

¿Cómo lidias con los momentos más difíciles de ser mamá?

Creo que lidio con ellos de dos maneras. La primera es que me recuerdo muchísimo que son pasajeros, creo que una de las cosas que te produce la maternidad y particularmente con hijos chiquitos, es que tu mundo se hace chiquito y tu atención se focaliza mucho en ellos  y en lo que necesitan y en sus cosas y lo que pasa  es que se te olvida de alguna forma que hay un mundo allá afuera, que el tiempo pasa y que los momentos no son permanentes. Entonces la primera manera en la que lidio con momentos difíciles es recordándome que es pasajero. 

Lo segundo es que la verdad hago todo el esfuerzo posible por darme tiempo y espacio para mi. No siempre es fácil, pero me doy cuenta que cuando no me doy tiempo y espacio para mi y no me cuido a mi misma los momentos difíciles son más frecuentes y difíciles de superar. Es un súper cliché pero sí creo que darme espacios y cuidarme en términos de hacer cosas divertidas, hacer cosas que no incluyan a mis hijos, tener vida social o hacer ejercicio hacen que los momentos difíciles sean más esporádicos y menos terroríficos.

¿Cómo encuentras momentos para ti siendo mamá en cuarentena? ¿Qué haces?

La verdad es que ya había agarrado un buen ritmo antes de la cuarentena, ya había agarrado una buena rutina que incluía bastante autocuidado y tiempo para mi y obviamente la cuarentena lo mando todo a volar. Entonces ahorita lo que a mi me ayuda es como el equilibrar las cosas con mi ex esposa y que ella también se haga responsable de los niños, yo tengo esa suerte pero hay muchas mamás que sus parejas, ex parejas o incluso algunas que tuvieron hijos solas no tienen esa posibilidad de apoyarse en alguien. Y la otra parte que creo que es importante es que los momentitos que tenemos para nosotras cuando los niños están dormidos o están entretenidos con otra cosa, identificar muy bien el tiempo y utilizarlo inteligentemente, y no tirarte a ver Instagram una hora. Tienes que hacer la conciencia de decir “me voy a sentar a ver Instagram o Netflix una hora porque me hace feliz y me hace sentir bien”, pero hay que hacerlo con conciencia.

¿Qué has descubierto y atesorado de ser mamá en esta cuarentena?

Creo que soy una mamá que trabaja, y realmente trabajo mucho, entonces en la vida normal nada más me doy cuenta de los grandes saltos de desarrollo de mis hijos, me doy cuenta de las cosas que son muy notables o muy aparentes, y lo que me estoy dando cuenta ahorita que he pasado más tiempo con ellos es que estoy viendo los pequeños progresos de estos grandes saltos de desarrollo. Eso está siendo muy enriquecedor porque estoy viendo realmente el proceso de cómo van creciendo, y no solo estoy notando los logros sino todos los pequeños intentos, las pruebas y errores, y esas cositas que pasan en el día a día que son muy sutiles y me he perdido.

¿Cuál era tu mayor miedo previo a la cuarentena y descubriste que exageraste?

La verdad lo que más me daba miedo era que su salud mental se viera afectada por estos momentos, pensaba “híjole qué le va a hacer la cuarentena a unos niños que están en pleno desarrollo de su estructura de personalidad”, soy psicóloga y finalmente me pregunto en términos de lo que yo conozco. Lo que estoy viendo es que ellos mientras yo y los adultos de su vida con los que conviven nos mantengamos relativamente tranquilos y no les estemos contagiando ansiedad, ¡están súper bien! En realidad en estos momentos tienen más atención de la gente que es más importante para ellos y mucha más presencia, y lejos de ser algo que les va a dejar una marca negativa finalmente es algo que para ellos está representando la posibilidad de tener tiempo de muchísima calidad con la gente que para ellos es más importante. Te das cuenta que los niños son maquinitas de sobrevivir, maquinitas de entender cómo está el pedo y ajustarse, y de alguna manera también, es un súper cliché, pero cuando los niños tienen amor y atención de calidad todo lo demás es secundario.

¿Qué personaje que tus hijos aman tu odias?

¡La pendeja de Peppa Pig! Es super egoísta, protagónica y berrinchuda, ¡me choca! Peppa Pig tiene unos problemas de actitud muy graves.

¿Con qué personaje infantil te echarías un drink?

Con Goofy. Vemos Mickey’s Clubhouse y siento que Goofy es un pachecazo, pero siento que me echaría unas chelas con Goofy feliz.

¿Cuál ha sido tu peor oso a partir de ser mamá?

¡Híjole! Soy malísima para los nombres y mis hijos empezaron a ir a clases hace ya unos meses y yo no me sé el nombre de ninguna mamá y ningún niño del colegio, y cómo ahora hay clases por zoom se nota y se ha hecho evidente más de una vez que no tengo ni idea de cómo se llama nadie del salón de mis hijos y eso me hace sentir la peor mamá del mundo.

Una mamá standupera en medio del bosque

Instagram: @stefawefa
Podcast: Tercer Piso
http://www.wefaysusnuevededos.com

“Híjole. Mi mayor miedo no tienen nada que ver con la cuarentena, es que mi hijo se vaya a volver asesino serial (risas). ¡Pero es en serio!”

Stefanie Durán, mejor conocida como Stefa Wefa tiene 38 años, se dedicó por mucho tiempo a la publicidad como directora creativa y ahora es granjera de día y standupera de noche. Vive con su novio, pareja, arrejuntado, chile o como quieran llamarle; con quien lleva 11 mudanzas y 16 años juntos. Tienen dos hijos; Max de seis y futuro director de cine y Renato, alérgico a las fotos. También tienen dos perros, un gato y chingos de gallinas en medio de bosque en Valle de Bravo.

¿Cómo lidias con los momentos más difíciles de ser mamá?

El momento más difícil, más que la chamba y todo eso es al principio: la soledad que se siente. Estás encerrada en casa y te sientes completamente desconectada. Aunque estás acompañada no tienes con quién hablar de cosas de adultos, de qué pasó ayer en Grey’s Anatomy o cómo te sientes porque pues, ¡son niños! entonces no quieres contagiarles tu frustración y te quedas un poco atorada. De noche me dedico al Stand Up Comedy y me ayuda mucho porque en ese foro me puedo burlar de mi misma, y reírte de ti misma es una súper medicina. Para mi el humor, aunque sea en momentos chiquitos o una vez a la semana, es mi manera de desconectarme y curarme. La risa es la mejor medicina.

¿Cómo encuentras momentos para ti siendo mamá en cuarentena? ¿Qué haces?

¡Híjole! La verdad es que yo finjo que estoy estreñida. Y me encierro al baño, pero no bañándome por que mis hijos se bañan conmigo. Es que la verdad es la única forma. Mis hijos son chiquitos, tienen 6 y 3 años entonces todavía quieren que a huevo los acompañe a todo. Entonces o me encierro en el baño o soy pésima mamá y “tomen el ipad y déjenme en paz”. ¡Es la mejor niñera! Nunca he sido mamá antipantallas, porque si hay algunas que las odian pero yo creo que hay contenidos padres para ellos.  Además es un momento en el que todos nos hemos dado cuenta que es una herramienta para ayudarnos. Sí, en cuarentena puede que estemos abusando de ellas pero es una etapa excepcional y para sobrevivir a veces ayuda el ipad. Eso o les aviento cinco millones de legos y háganse bolas.

¿Qué has descubierto y atesorado de ser mamá en esta cuarentena?

Hice un proyecto que se llama “El Noticiero Buena Onda” donde los niños mandan noticias como si fueran corresponsales; sus mamás las graban y me las mandan y hacemos un collage con los videos. A los niños les gustó mucho, han querido investigar más aunque les toque hablar del clima. Y atesore que a los niños les emocionan muchísimo y quieren hacerlo más y más y más. La otra vez mi niño me dijo que quería hacer películas y pues pensé que quería ser actor, pero me dijo “no mamá yo quiero ser director” y me encantó que haya salido eso de él. Te vas dando cuenta que desde niños traen esa semilla como de “mini adulto” y ya van sabiendo lo que quieren. Te das cuenta porque convives más (en cuarentena) con ellos. Ha sido un proyecto increíble. Incluso hay niños de diferentes escuelas y aunque no se conocen ya se ubican y se ha creado una comunidad. A los niños les encanta verse y se emocionan los lunes por que sale su noticiero. Ya quieren que se acabe la cuarentena para hacerlo juntos.

¿Cuál era tu mayor miedo previo a la cuarentena y descubriste que exageraste?

Híjole. Mi mayor miedo no tienen nada que ver con la cuarentena, es que mi hijo se vaya a volver asesino serial (risas). ¡Pero es en serio! Osea yo desde casa puedo darle muchísimas herramientas pero pues quien sabe cómo salga tu hijo. Por que pues de la cuarentena nada. Miedo miedo, pues eso. Son los mismo miedos antes de la cuarentena que ahora. Lo que pasa es que mi vida no cambió tanto. Yo vivo en el bosque, alejada de la gente, la única actividad de mis hijos era ir a la escuela y fuera de eso nos la vivíamos en la casa y en el bosque. Y pues como vivo aquí pues podemos salir, jugar, y estar como antes.

¿Qué personaje que tus hijos aman tu odias?

¡Daniel El Tigre! Es una relación odio-amor. Me caga, me parece la persona mas teta del mundo pero mis hijos se podrían criar solitos con él y tener muy buenas lecciones. Es como el “guácala qué rico”, se los pongo aunque me choca y aprenden cosas como que los adultos regresan, que te debes de lavar las manos después de ir al baño, a pedir perdón, etc… Lo odio pero se que hay un input de inteligencia emocional muy cañona en esa caricatura.

¿Con qué personaje infantil te echarías un drink?

Con el genio de Aladino. Soy fanática de Robin Williams y me parece un personaje increíble. La Maestra Gacela de Peppa Pig también. Es maestra y fue rockera antes, entonces creo que es de esas hippies que fue a Woodstock y que ya retirada se fue a un pueblito a dar clases. Seguro tiene muy buenas historias que contar.

¿Cuál ha sido tu peor oso a partir de ser mamá?

Es que no es oso es algo más: una diarrea explosiva en un vuelo Canadá-México. Lo estaba cambiando en esa caja de zapatos llamado baño del avión donde no cabe nada. Justo cuando lo estaba cambiando empezó una fuerte turbulencia. El baño parecía un Pollock. La turbulencia estaba tan fuerte que me sacaron de ahí y nos sentaron en el lugar de al lado, el de la azafata. No pude ni ponerle el pañal y luego luego aterrizamos. Entonces estábamos los dos todos cagados, él envuelto en cobija sin pañal cual tamal y además me tuve que ir corriendo a alcanzar el último camión a Cuernavaca entonces nos subimos al camión oliendo a mierda los dos.

Sola contra el mundo

instagram: Nancy Romero Wedding Planner

“Para mi, conexión es estar con la naturaleza porque es cuando te escuchas y sientes mejor contigo misma, creo que en este recorrido hemos sido muy auténticas.”

Mi mamá falleció cuando yo tenía catorce años y mi papá empezó una relación con una chica muy joven, entonces yo tomé mis maletas y me fuí con 500 pesos a Oaxaca. Empecé haciendo guías turísticas y fue en Oaxaca que conocí al papá de mi hija, estuvimos un tiempo muy breve juntos y a los 30 años me volví mamá. He tenido que llevar esta maternidad sola y lo que realmente me salvó fueron los recuerdos que tenía con mi mamá para conectar con el desarrollo de mi hija.

¿Cómo lidias con los momentos más difíciles de ser mamá?

Dejo que las cosas fluyan, no las analizo. Creo que como mujeres tenemos una intuición increíble y eso hace que te conectes y fluyas; no creando estereotipos o formas de enseñanza de otras sociedades o familias porque no sería la propia, tú tienes tu versión y vivencias. Hay que resolver siempre todo con mucho respeto, amor, con mucho entusiasmo y sobre todo con mucha fe contigo misma.

¿Cómo encuentras momentos para ti siendo mamá en cuarentena?, ¿Qué haces?

Pues ahorita he estado tomando muchos cursos en línea, tenemos un pequeño espacio con plantas espirituales, una hamaca que ahora es hamaca gym y estamos mucho en contacto con la naturaleza. Para mi, conexión es estar con la naturaleza porque es cuando te escuchas y sientes mejor contigo misma, creo que en este recorrido hemos sido muy auténticas.

¿Qué has descubierto y atesorado de ser mamá en esta cuarentena?

Pues que tengo una hija de dieciocho años maravillosamente madura, solidaria, que tiene mucha actitud, y que es muy optimista. Me siento muy afortunada porque por primera vez estoy más cerca de ella, aunque siempre lo hemos como que veníamos muy de lado a lado, yo siempre con mi rapidez y tratando de salir adelante para desempeñar este doble rol, pero ahorita me siento mucho más unida, conectada y no hemos tenido ningún tipo de roce. 

Ahorita se ve mucho que hay familias que no se conocían, y nosotras siempre hemos estado muy juntas y conectadas, y lo que ahorita tenemos es más bien tiempo para abrazarnos, escucharnos, e incluso mirarnos porque generalmente estamos todo el día trabajando. Mi ritmo de vida es muy acelerado, a pesar de vivir en un lugar como Oaxaca, pero sí te puedo decir que me siento muy feliz. Esta es una gran lección para los padres, para conocer a sus hijos y para conocerse como pareja, porque estábamos viviendo tan hacia afuera que dejamos de percibir hacia adentro.

¿Cuál era tu mayor miedo previo a la cuarentena y descubriste que exageraste?

Yo creo que mi único temor fue no tener los suficientes recursos para poder solventar esta parte de mes con mes tener la alimentación y productos del hogar. No fue tanto algo de mi relación con ella, más bien fue la preocupación de no fallarle; que no viera débil en momentos de estas dimensiones, pero siempre lo hemos tratado de arreglar con optimismo y bien sabemos que si atraemos lo malo con nuestro pensamiento puede llegar. 

¿Qué personaje que tus hija amaba tu odiabas?

Creo que el que más me desesperaba era iCarly, ¡me ponía los pelos de punta escuchar tantas incoherencias y que ella estuviera feliz viéndolas!

¿Con qué personaje infantil te echarías un drink?

Con Dora La Exploradora. Me gustaba mucho esa parte que le gustaba viajar, y yo creo mucho en que la vida son viajes hacia el interior y exterior de tu vida.

¿Cuál ha sido tu peor oso a partir de ser mamá?

Siempre hago muchos osos, a veces parece que yo soy la hija y ella la mamá. Una anécdota que recuerdo mucho fue una vez que fuimos a un lugar de comida rápida y mi hija se metió en uno de estos lugares de gusanos, resbaladillas y túneles: ella muy segura se metió y a mitad de camino se arrepintió y se puso a llorar. Me tuve que meter en sentido contrario y de pompis para poder ir por ella y me quedé un poco atorada.

Aprendiendo a encontrar el balance

Instagram: @majahuita

Pues trato de tener paciencia, de tener mis momentos sola, siendo independiente para recargar energía y ser un poco más paciente con mis hijas.

Tengo dos hijas una de nueve años y una de dos años y medio. Con la de nueve fue una experiencia súper diferente porque la tuve a los veinticuatro años. Para mi fue muy difícil porque me tomó por sorpresa, me paró mi vida totalmente. Fue mi primer maestra, me hizo madurar en mil circunstancias y me enseñó muchísimo sobre lo que realmente importa y lo que no.  Con mi segunda hija fue muy distinto, fue un embarazo y un proceso mucho más tranquilo, la tuve más grande y como que la he disfrutado más, tengo más paciencia y no quiero que crezca, la veo y pienso “¡está creciendo muy rápido!”, la estoy disfrutando muchísimo más.    

Tuve dos maternidades muy distintas y estoy muy agradecida de ser mamá, es algo súper bonito y aunque, sí es muy difícil, es algo que recomiendo a todas la mujeres que lo vivan. La maternidad es una parte de la mujer que, cuando se vive, una se siente de alguna forma orgullosa de ser mujer al dar vida.   

¿Cómo lidias con los momentos más difíciles de ser mamá?

Pues trato de tener paciencia, de tener mis momentos sola, siendo independiente para recargar energía y ser un poco más paciente con mis hijas. Trato de equilibrar para no ser solamente mamá; creo que si fuera nada más mamá no podría llevarlo. Tengo que tener mi espacio, tengo que hacer mis cosas, tengo que salir con mi esposo…tener un equilibrio para poder entregarme totalmente a ser mamá.

¿ Cómo encuentras momentos para ti siendo mamá en cuarentena? ¿Qué haces?

Tengo un huerto entonces me pongo una hora a trabajar en él, me puse una hora para hacer ejercicio y les pongo actividades a mis hijas para que estén ellas solas. También mi esposo me ayuda a cuidarlas un ratito en lo que yo hago mis cosas, sino me volvería loca, si estuviera cien por ciento con ellas nos sacaríamos los ojos tanto ellos a mi como yo a ellos.

¿Qué has descubierto y atesorado de ser mamá en esta cuarentena?

Pues uno, que los niños tienen demasiada energía y le agradezco a las escuelas ¡muy cañón! Y también hemos hecho un vínculo bien fuerte; al principio fue caótico porque no sabíamos nada de lo que estaba pasando, era demasiado tiempo juntos y las niñas querían estar muy encima de nosotros, no entendíamos, estábamos como de “¿¡qué así va a ser esto!?” Con el paso de los días estamos aprendiendo a tener cada quien momentos solos, es algo bien importante y es difícil decírselo a los niños.

¿Cual era tu mayor miedo previo a la cuarentena y que descubriste que exageraste?   

La primer semana mi mayor frustración, ansiedad y miedo fue el pensar que me iba a volver esclava de ellas, dije voy a ser esclava de la limpieza, de estar recogiendo, de ellas, de estarlas regañando y pensar que no iba a tener tiempo para mi era mi mayor miedo; hasta me dio una crisis medio emocional, me perdí. Conforme pasó el tiempo, platicando con mi esposo, con mis niñas, conforme fuimos entendiendo esto y cada quien empezó a tener su espacio ¡pues ya  fluyó mucho mejor! y hasta la energía de la casa esta padrísima…¡hasta me gusta la cuarentena!

¿Qué personaje que tus hijos aman, tu odias?

Creo que las Barbies no me gustan en lo absoluto, pero ¡híjole! tal cual así como una animación que odie no tengo.

¿Con qué personaje infantil te echarías un drink?

Con la niña de Valiente, porque se me hace como toda libre, salvaje e independiente. 

¿Cuál ha sido tu peor oso a partir de ser mamá? 

Pues cuando estás amamantando que se te manchan las camisas ¡esa es típica!

Escribe lo que buscas y presiona Enter