Censura en pareja: cuando de opiniones se trata, ¿es mejor llevar la fiesta en paz?

  • 129 Views
  • Comentarios desactivados en Censura en pareja: cuando de opiniones se trata, ¿es mejor llevar la fiesta en paz?

Cuando me invitaron a hablar sobre la censura en la vida de pareja, el tema me pareció muy interesante, ya que es uno de los errores más comunes que veo en mi consultorio. Aún existe la creencia de que discutir sobre algo es malo en la relación o que tenemos que pensar igual, y en realidad es todo lo contrario. Las relaciones que construyen algo a largo plazo saben que las diferencias entre ambos enriquecen a la pareja.

Una relación se conforma por dos personas, eso implica dos realidades, dos perspectivas. Además, es común que nos sintamos atraídos por personas diferentes a nosotros: si somos tímidos, la extroversión del otro nos puede parecer atractiva. Si tendemos al control nos atraerá alguien más relajado. No siempre es una regla así de extrema, pero en general cualquier persona con la que nos relacionemos tendrá alguna diferencia de pensamiento con nosotros.

Al inicio las diferencias pueden ser muy divertidas y refrescantes pues es algo nuevo: el otro te está mostrando algo de la vida que no habías visto antes. Conforme avanza la relación esas diferencias empiezan a ser notorias cuando estos dos universos se desplazan por el mundo frente a diferentes situaciones en común.

Partiendo de que esta diferencia te hace ser tú mismo siempre recomiendo conservar tu esencia dentro de la relación y solamente aprender a negociar. Todos queremos una relación en donde nos sintamos aceptados por quienes somos. Cuando ambos están de acuerdo en todo hay uno que está callando lo que piensa.

¿Estás callando cosas? Esto generalmente se debe a que la persona quiere mantener la fiesta en paz a costa de su propia opinión, ninguna relación sana funciona cuando uno de los dos está callando lo que piensa. Eventualmente el que está callando sentirá rencor y eso no es sano para ninguno de los dos.

¿Por qué podemos llegar a censurarnos en una relación? Son varios factores, uno es el temor, podría ser que antes ya has expresado tu opinión y esto ha generado un problema así que para mantener las cosas en calma has decidido callar. Otro factor es la educación: si en casa tampoco podías expresar tus opiniones puede ser que hayas entrado en una relación con la misma dinámica porque te es familiar. No nos enamoramos de lo que nos conviene sino de lo que nos resulta familiar.

¿Qué pasa cuando es mi pareja la que no está abierta a escuchar opiniones? Una persona que no quiere ceder o escuchar un pensamiento diferente creo que está muy bien preparada para ser soltera. Con respeto siempre se puede hablar de cualquier tema. Tu mereces ser escuchada.

¿Cómo funciona una relación donde ambos pueden ser ellos mismos? Cultivando la curiosidad, amistad y calma. Para crear una buena relación a largo plazo las personas tienen que mantenerse curiosas acerca de su pareja y sobre todo verle como a un amigo. ¿Por qué funciona? Porque a un amigo raramente le juzgamos, somos mucho más empáticos y tolerantes. Con la pareja también tiene que ser así, ¡es la persona que amamos!

Aquí mis recomendaciones

1.- Piensa si estás cediendo para llevar la fiesta en paz, recuerda que si sientes rencor es porque estás callando. Abre el diálogo. Tu lugar en la relación es importante y por tanto también tu opinión.

2.- Pide a tu pareja que te avise cuando se sienta en disponibilidad de hablar de algo que es importante para ti. Así puedes empezar a abrir el diálogo y practicar cómo iniciarlo.

3.- Haz un inventario personal y detecta temas que te hacen sentir detonada, ansiosa, enojada y acércate a tu pareja para que hablen sobre eso. Hablar incluye escuchar también a tu pareja.

4.-Hagan de un tema difícil un espacio para conectar desde la curiosidad. “Yo te escucho y tú me escuchas, por turnos, con atención y sin juicios”.

Ejemplo sobre cómo pueden iniciar a hablar: “Este tema me genera conflicto, cuando lo hablo me siento enojado/a o vulnerable. Me gustaría que ambos nos escuchemos solamente”. O bien “Cada vez que hablo sobre esto me he sentido criticada, me gustaría poder hablar sobre mis opiniones y que sean respetadas”

5.- Hay muchos temas u opiniones en los cuales no coincidirán, estén abiertos solamente al diálogo, sin intentar resolver o convencer al otro. No tienen que llegar a un acuerdo, pero si conocerse mejor.

Recuerden: sus diferencias es lo que hace a la pareja más divertida y hablarlas es un gran paso.


Marlen Rodríguez Huerta

Psicóloga, especialista en relaciones de pareja. La vida sencilla me fascina, fanática del orden, los parques son mi santuario. Pienso que sanar es una posibilidad para todos.

Facebook: @terapiadeparejacdmx 
IG: @psic.marlenrodriguez

Portada

Newsletter

Podcast

Mantente conectadx

Lanzamientos

CANALES