6 lecciones que me dejó Mucho, mucho amor : el documental sobre la vida de Walter Mercado

  • 106 Views
  • Comentarios desactivados en 6 lecciones que me dejó Mucho, mucho amor : el documental sobre la vida de Walter Mercado

Si eras un niño latino en los noventa, en su mayoría todos crecimos familiarizados con Walter Mercado, al menos yo si. Me acuerdo de este personaje como alguien bizarro, más que asociarlo a una persona gay de chiquita lo que me llamaba la atención era el parecido que tenía a una mujer, sus cirugías y lo estrafalario que era, sin entender porqué me daba risa y por lo que escuchaba en mi familia era “rarito”. Por esto no fue un personaje al que le pusiera mucha atención y mucho menos que me generara interés, hasta ahora.

WOW su documental de Netflix. Se que no es una obra digna de Cannes y no es por la fotografía, ni la dirección que me emocionó tanto, sino por la historia y el increíble personaje que era Walter Mercado, a quien por mucho tiempo lo tuvimos olvidado, y como él lo dijo en su documental, “para convertirse en ídolo necesito estar muerto y todavía no me quiero morir”. Siempre fue un ícono pero hoy es un ícono que recobró vida a pesar de estar muerto. 

En estos días hemos visto muchísimos memes, gifs y posts sobre Walter Mercado, creo que para algunos fue un descubrimiento total que al mismo tiempo viene acompañado de mucha nostalgia y quizá de ahí nuestra emoción por recordarlo. No voy a contar la historia de vida del astrólogo porque para eso está el documental, mejor véanlo seguro está más divertido que leerlo aquí, lo que quiero compartirles son las reflexiones que me quedaron después de ver el Mucho mucho amor, documental dirigido por Cristina Costantini y Kareem Tabsch.  

1. Ser auténtico es el camino al éxito

Este señor se inventó un personaje para un programa de tele y fue tal el éxito que el productor le pidió que al día siguiente volviera a salir. De una cápsula de 15 minutos pasó a una hora y de ahí a ser el único astrólogo en América Latina en tener un programa de televisión. El éxito estuvo en que le valió si era afeminado o no, si lo comparaban con una mujer, si en sus tiempos los hombres no podían maquillarse y mucho menos llevar peinado de salón, nada de esto le importó y fue tan excéntrico como quiso y la verdad es que la gente auténtica siempre atrae como un imán. Hay que mostrarnos más como somos, perder la pena de ser incomprendidos, siempre habrá alguien que se identifique con nosotros y con nuestra historia o forma de vivir. 

2. El amor por la estética y el detalle sí es relevante

¿Me explican quién hacía su vestuario? Versace fue una de las casas de moda que diseñaron algunas de sus capas, mismas que llegaban a pesar hasta 15 kilos. Si opulencia era lo que el señor quería transmitir vaya que lo lograba. Ya ni les cuento de sus anillos, espero que mi futuro marido me de uno digno de Walter Mercado. Pero aquí lo importante es su amor por la estética, su creatividad, el cuidado y el tiempo que se tomaba para crear sus universos mágicos. No estoy diciendo que todos debemos de ser igual de vanidosos que el, ni de armar un set de la antigua grecia, pero sí que lo que sea que hagamos intentémoslo hacer mejor, más bonito, dejarnos ir como hilo de media , divertirnos, jugar y dar el extra siempre. 

3. Tener una buena actitud siempre se agradece y se recuerda. 

Quien en ese entonces era productora de Primer Impacto hace referencia a cómo Walter Mercado siempre decía a todo que sí. Trabajaba non stop, pero si se requería hacer algo aunque no quisiera, decía “ok” léase con acento puertoriqueño. Giselle Bündchen en su libro My path to a meaningful life habla sobre cómo su actitud fue uno de los factores que influyeron en su éxito porque ella era “muy fácil de tratar y le facilitaba la chamba a los equipos”. Moraleja: en el trabajo, en la casa, o en la familia no hay que hacerle la vida difícil a otros, una buena actitud definitivamente hace las cosas más ligeras y siempre se agradece. Let ́s be the better person. 

4. Nunca ser flojito para atender asuntos importantes. 

Osea, ¡siempre lean sus contratos! o estados de cuenta, reportes de buró de crédito, en fin… cualquier papel o asunto que tenga un impacto relevante en sus vidas LEANLO. Como diría mi abue: Ni todo el amor, ni toda la confianza. Hay que ponerse trucha porque el astrólogo estrella confío ciegamente en su manager y en el abogado y le bajaron toda su lana. ¡Ponte trucha! 

5. Su inteligencia estaba infravalorada. 

Walter Mercado jamás aceptó su homosexualidad ni habló de su vida privada, a pesar de ser un hombre que era el foco de burlas y confrontaciones de los medio, el jamás perdía la templanza y de forma elegante se iba por la tangente.

6. Las personas estamos necesitadas de historias felices, jamás nos van a cansar. 

La profesión de Walter Mercado era ser un coach mundial, de motivar y dar esperanza a las personas a través de la astrología. A lo largo del documental me di cuenta que todos sus mensajes eran positivos, era un predicador de amor y esperanza. Si mi carrera como psicóloga me dejó algo es que incluso ante la muerte la esperanza en verdad es lo último que muere. Por eso las películas cursis, las noticias felices, las bodas, los nacimientos siempre nos generarán felicidad, porque son eventos que nos dan esperanza a un futuro mejor. Y esa era la magia de Walter Mercado. 

Hoy puede que  este ícono ya no esté en este plano, pero siempre será recordado. 

Portada

Newsletter

Podcast

Mantente conectadx

Lanzamientos

CANALES