Tips para mantener tu vida sexual viva, cuando estás en una relación a larga distancia

En algún momento de la vida, la mayoría de nosotras ha tenido un “amor de lejos” y hemos sido juzgadas por ello con frases como: “amor de lejos, felices los cuatro”, “amor de lejos, es de pensarse”, entre otras. Si bien es cierto que sean cuales fueren las razones que nos llevaron a ello, estamos ahí por decisión propia y la primera que no tiene por qué juzgarse es una misma. Esto porque, en el momento que empiezas a juzgar, ¡dejas de disfrutar! Entonces, teniendo esto en claro, la pregunta es, ¿qué pasa con la sexualidad en esta forma de relacionarse?

Para empezar, en la actualidad hay parejas que desde el día uno, acuerdan ser exclusivos sexualmente mientras que otras no. Esto depende en gran medida del vínculo amoroso y del proyecto de vida que se tenga como pareja. Así que si tu caso es el segundo, déjame decirte que lo bonito de la situación es que si nos atrevemos, damos rienda suelta a la imaginación y a la complicidad, aspectos que nos ayudan a sentirnos cercanos aún con la distancia física. De hecho, en mis tiempos, lo extremo era el sexo telefónico, donde a veces te daba el ataque de risa por el nervio de escuchar jadeos y no poder emitir palabra cuando la otra persona exclamaba “dime cosas que me prendan”. Ahora, contamos con maravillas tecnológicas que nos ayudan a pasarla de lo mejor, dentro de las posibilidades de la relación. Te comparto mis 4 básicas:

  1. Cybersex: Este es el más antiguo y practicado, antes lo máximo era hacerlo por webcam y ahora vivimos toda la intimidad desde nuestro smartphone. Aplicaciones como Skype o Zoom no sobran para estos casos en que podemos echar a volar nuestra imaginación e ir dando indicaciones a nuestra pareja de qué quitarse, dónde tocarse, con qué intensidad y hacerla de voyeristas mientras el disfrute sucede. En el caso de Zoom, si nuestra pareja está viendo porno, puede compartirnos la pantalla para estar en el mismo mood.
  2. Sexting: Esta práctica me EN-CAN-TA, pero por aquello de la paranoia, Snapchat tiene como ventaja el poder enviar fotos y videos que sólo estarán disponibles por tiempo limitado y Cyber Dust que me parece súper segura ya que todo lo que envías se puede destruir en 30 segundos y te advierte si alguien está registrando la conversación. Pero, si eres más relax, existe Avocado que permite un espacio privado en pareja para compartir audios, videos, fotos y mensajes hot.
  3. Juguetes sexuales: Hay un juguete que funciona perfecto para estos casos, y además de rico, es súper divertido. Se llama We Vibe y es de los únicos que puedes utilizar al mismo tiempo en la cercanía y en la distancia. Es un vibrador que estimula clítoris y punto G, que tiene la bondad de una aplicación que descargas en tu smartphone y creas tu “playlist del placer” con las intensidades y los ritmos que te hagan disfrutar. ¿Lo mejor? Tu pareja también puede descargar la aplicación e ir jugando con tu playlist a la distancia, mientras están viéndose disfrutar por Zoom o skype. Asimismo, existen tangas con vibración tipo “The Ugly Truth”, que ya contienen también su aplicación.
  4. Juegos picantes: Yo siempre digo que la sexualidad no es toda seriedad, ¡también hay que reírse! Y que mejor que con aplicaciones de retos en pareja como “Desire”, que contiene diversos retos para proponer a la otra persona, dentro de distintas categorías según lo que se les antoje, como: Kamasutra, roles, fantasías, riesgo de que nos vean, entre otros, donde también puedes crear tus propios retos. De igual forma existe “Bliss”, con 700 mini juegos para compartir como amantes.

¿Lo importante? Cuando les toque reencuentro en vivo, van a llegar con todo el deseo y toda la creatividad que han desarrollado para llevarla a la cama. Recuerda que lo importante es posibilitar encuentros, de la forma que quieras, ¡empieza hoy!

Avatar
Fernanda Zarate

Sexóloga.

Escribe lo que buscas y presiona Enter