Razones por las que amamos a las gemelas Olsen.

Su fama comenzó a muy temprana edad, para ser exactos a los 9 meses de haber nacido, comenzaban en la comedia Full House en donde ambas se turnaban para actuar como Michelle Tanner, con vestidos de flores y coletas altas con lazos fue como nos comenzaron a enamorar.

Dos décadas después las gemelas crecieron y comenzaron a experimentar con su estilo ya fuera en las alfombras rojas o desarrollando el look de alguno de sus personajes; quién no recuerda los looks de ambas en Passport to Paris, Winning London, y sobre todo en New York Minute, donde todas ansiamos ese estilo rockero super cool de Roxy Ryan.

Hubo un tiempo en que Mary-Kate se volvió morena y rompió el estilo clásico que llevaba junto con su hermana, era un hecho la mayoría de la adolescentes querían llevar el cabello como alguna de las hermanas, rubio o castaño, ya fuera totalmente liso o con ondas, no podemos negar que ambas marcaban tendencia y nos hacían correr a comprar ropa o al estilista para poder copiar su look, ya fuera rebelde como el de Mary-Kate, o más de niña buena como el de Ashley, siempre buscábamos algo con lo que lográramos copiarles a estas gemelas.

Hoy en día no se puede negar la sofisticación de su aspecto, fueron rompiendo más esquemas al desarrollar un gusto por la moda de alta costura. Fue en 2004  cuando comenzaron a experimentar con prendas, estampados, y a desarrollar una pasión por los zapatos de Manolo Blahnik en sus outfits. A medida que sus carrera se fue desarrollando y creciendo buscaron emprender en diversos campos fuera de la actuación. A principios de 1990, las gemelas establecieron una empresa llamada Dualstar, que produjo una larga serie de películas para la televisión.

Las Olsen han aparecido en la lista de la revista Forbes Celebrity 100 desde el año 2002, como las undécimas mujeres más ricas del mundo del entretenimiento, con un valor neto estimado de $100 millones, y para el año 2012 Forbes estimó sus ganancias en unos $300 millones; fue igual en 2012 cuando decidieron dejar las pantallas para centrarse con más seriedad en su carrera como diseñadoras.

A medida que han construido un imperio exitoso con su firma The Row, Mary-Kate y Ashley Olsen se han distinguido como iconos de belleza y moda. Sus papeles compartidos en las pantallas y sus matching outfits definitivamente quedaron en el pasado, desde que comenzaron a dedicarse a la industria de la moda y a desarrollar su trabajo como diseñadoras han sido reconocidas por el Council of Fashion Designers of America (CFDA), han ganado el premio de Diseñador del año en 2012 y 2015, al igual como diseñadoras de accesorios en 2014, 2018 y ahora en 2019.

Sin lugar a duda las hermanas Olsen dejaron de ser unas adolescentes hace mucho tiempo y ya no queda nada de las adorables niñas que vimos en la tele. Ambas han trabajado muy duro, para hoy ser de las mayores empresarias en la industria de la moda, construyeron un imperio con su trabajo y eso es algo que sin lugar a dudas les debemos de reconocer.

Hoy es el cumpleaños de ambas y solo podemos desearles que sigan teniendo gran éxito como hasta ahora ¡aplausos para ellas!

Escribe lo que buscas y presiona Enter