¿Qué madres es un crédito hipotecario?

Ok el concepto lo conocemos todos, pero ¿realmente entendemos en qué nos estamos metiendo cuando consideramos sacar una hipoteca? Pensando en ayudarte a tener una mejor planeación financiera personal hoy te voy a dar algunos datos que tienes que considerar antes de tomar esta decisión.

Primero y antes que nada es importante entender que puedes adquirir un crédito hipotecario con muchos fines distintos: 

1. Adquirir un bien inmueble (casa, departamento o terreno).

2. Construir una casa, remodelar o ampliar tu vivienda o tener liquidez. 

Para cualquiera de estos casos puedes poner en garantía ya sea un bien inmueble que ya es tuyo o en su defecto el mismo bien inmueble que estás por adquirir. Para no hacerte más rollos, para que un banco te de un crédito hipotecario usará un bien inmueble como garantía en caso de que no cumplas con las condiciones del mismo.

Segundo, ya que hayas decidido por qué o para que vas a usar tu crédito hipotecario tienes que ponerte a hacer muy bien tu tarea. Tienes 3 opciones y tendrás que evaluar las tres para saber cuál es la que más te conviene:

  • INFONAVIT (Empleados que cotizan en el IMSS) o FOVISSSTE (Empleados de gobierno que cotizan en el ISSSTE)-  Estos créditos se dan a partir de una calificación que obtienes, por tu edad, salario y tiempo que llevas cotizando. Estos créditos solo son aplicables cuando estás contratado y tu compañía paga las cargas sociales.  Aunque las tasas de estos créditos son más competitivas a las de los bancos (4% – 10% aprox.) los montos de estos créditos no siempre pueden cubrir la totalidad del valor del bien que quieres adquirir. La tasa de tu crédito dependerá del monto, tu salario y el plazo al que quieras liquidarlo. Si decides tomar este crédito el monto mensual será disminuido en automático de tu salario ya que será tu empleador el que deba de pagarlo directamente.  En dado caso que te quedes sin trabajo mientras tengas un crédito puedes solicitar una prórroga de 12 meses y una extensión a 24 siendo este el plazo máximo. Si estás casado también puedes sumar el crédito de tu cónyuge.  La garantía que usa en este caso el banco es el tiempo trabajado y que cuenta con el historial de generación de ingreso que has tenido.
  • Crédito Hipotecaria Bancario-  Prácticamente todas las instituciones bancarias los ofrecen, pero las tasas son más altas (8% – 11% aprox.). Para que un banco te pueda dar un crédito hipotecario va a necesitar una garantía, aparte de revisar tu historial crediticio. En este caso la garantía que recibe es el bien que o vas a adquirir o que ya tienes a tu nombre. Para mejorar tu crédito te puedes apoyar en bancos que manejan tu nómina o con quien tienes una cuenta abierta ya que ellos pueden corroborar el flujo de efectivo con el que cuentas.
  • COFINAVIT-  En esta opción mezclas ambos y en cuánto se termine de liquidar el crédito Infonavit las aportaciones patronales se destinan a liquidar el crédito pendiente con la institución bancaria.

Ya que decidiste qué tipo de crédito te conviene más, ahora te tienes que enfocar en lo siguiente:

  • Monto-  ¿Cuánto dinero necesitas? Recuerda que en caso que compres una propiedad tendrás que escriturarla, por lo que este gasto también tienes que considerarlo. Te sugiero investigues las fechas de las Jornadas Notariales, ¡ya que te hacen un descuento de casi el 80%! Escriturar cuesta entre el 5% y el 8% del valor del bien que quieres escriturar, así que cualquier descuento es buenísimo.
  • Plazo-  ¿Cual es el tiempo que te tomará para pagar el préstamo más los intereses generados? Por lo general a un plazo más corto las tasas son menos altas y viceversa.
  • Interés-  ¿Cuál es la tasa anual a la que te están prestando el dinero? Este punto es tal vez el más importante ya que de aquí se define el monto que tendrás que pagar de manera mensual.
  • Tipo de Interés- ¿Fijo, variable o mixto? Fijo es el mismo durante todo el plazo, tiene sus ventajas, aunque tiende a ser mayor pero de esta manera sabes perfecto cuánto vas a tener que pagar de manera mensual. Variable se calcula año a año y depende de las valoraciones de Banxico, algunos años puede ser benéfico, pero otros no, me parece más arriesgado. Mixto es cuando se fija un monto por un periodo de años y después se puede cambiar.

Cuándo tengas definida esta información entonces se puede calcular el monto mensual que deberás de cubrir, te dejo un ejemplo:

                                           

(Sé que suena muy complicado, pero no te preocupes hay calculadoras de hipotecas en línea súper fáciles de usar).

Después de toda esta información viene lo más importante y es entender si estás listo para adquirir una responsabilidad de este tamaño. Seamos realistas con un $1.5M hoy en la CDMX no hay muchas opciones de vivienda y menos considerando los salarios actuales por lo que tu mejor opción hoy es considerar rentar y empezar a ahorrar para que cuando quieras obtener un crédito hipotecario puedas dar un enganche más alto y de esta manera poder obtener mejores tasas y un plazo que se adecue a tus posibilidades.

La mejor manera de saber si puedes o no adquirir un crédito hipotecario es incluirlo en tus gastos fijos mensuales (verlo en el post anterior) todo es cuestión de ser organizado y llevar un control de tus ingresos y gastos. Yo considero que pagar un crédito hipotecario para adquirir un bien inmueble se considera un ahorro ya que al final del día estás invirtiendo en una propiedad que el día de mañana será tuya y lo más común es que ya tenga un mayor valor al que la adquiriste. 

Sea cual sea tu situación económica, laboral, crediticia mi mejor sugerencia es buscar un asesor que te permita sacar el mayor provecho de tu crédito. 

¿Tienes dudas? Te dejo mi mail  majofinanzas@gmail.com

Escribe lo que buscas y presiona Enter