Herramientas para pedir un aumento de sueldo y salir ganona.

Pedir un aumento de sueldo puede ser agobiante y no es algo que se deba tomar a la ligera.  Una de las muchas razones de la brecha salarial entre mujeres y hombres tiene que ver con la falta de habilidades de negociación. Platicamos con Anais Ávila gerente de desarrollo organizacional y atracción de talento de Mira una de las desarrolladoras más grandes de México para asesorarnos sobre las herramientas necesarias para pedir un aumento de sueldo con éxito.  Si te encuentras en un momento en el que sientes que es hora de pedir un aumento  pero no sabes cómo hacerlo empieza por tener  en claro los siguientes puntos.  

¿Qué estás buscando?

El primer paso es ser honesta contigo y saber qué es lo que buscas. Puede que lo que quieras es únicamente ganar más dinero y quedarte en el mismo puesto que tienes en este momento ó ¿esperas más responsabilidades? ¿mayor exposure dentro de la organización?, ¿crecimiento profesional o un movimiento lateral? Tener claro qué buscas te ayudará a justificar mejor tu aumento.

Haz un estudio de campo

Muchas personas pueden llegar a sentir que ganan menos de lo que merecen y saben que podrían ganar más pero no tienen un parámetro de cuánto es más. Busca información objetiva de cuánto vale lo que haces, investiga con gente que desempeñe el mismo puesto que tú (mujeres y hombres) para hacer una comparación y tener parámetros.

Toma en cuenta que entre más “senior” sea tu posición, la decisión de aumento de sueldo no sólo depende de tu jefe directo, la opinión de “compañeros” y líderes es tomada en cuenta.

Por lo anterior, es recomendable pedir feedback a algunos compañeros y líderes con los que trabajas, preguntar sobre tus fortalezas y áreas de oportunidad para identificar cómo esta tu reputación laboral en la organización. Esta información puede darte una idea de cómo te perciben y que tan cerca puede estar tu aumento de sueldo, recuerda que éste va ligado no solo a resultados, sino a la estrategia utilizada para llegar a ellos.

Es muy importante el liderazgo basado en competencias soft (habilidades como liderazgo, comunicación efectiva, negociación etc) por lo que tienen ventaja aquellas personas que inspiren liderazgo, sean escuchadas y seguidas por otros y sobre todo congruentes con sus acciones.

Respeta las jerarquías

Por ningún motivo te saltes a tu jefe directo por querer ir primero con el director general. Conoce a la perfección cuál es el procedimiento para pedir un aumento de sueldo, ignorar las jerarquías puede ser un tropezón dentro de tu organización.

Justifica con hechos

Debes trabajar con evidencia para justificar por qué mereces un aumento. Antes de comenzar la negociación ten en listados tus logros, lo que has aportado a la empresa y las mejorías que lograste con tu trabajo. Todos los logros son cuantificables. 

Lo ideal para pedir tu incremento salarial es hacerlo en el momento de evaluación de desempeño de la compañía. Si tienes resultados de encuestas de satisfacción de tu área o de tu trabajo puedes usarlo como otra herramienta de evaluación de tu trabajo, lo más importante es ligarlo con el resultado financiero del cual tu trabajo ha aportado para el cumplimiento de la estrategia corporativa.

 El tiempo no es un argumento para pedir un aumento. Llevar dos años o más dentro de una empresa no es razón suficiente para que te paguen más, recuerda que tienes que demostrar que eres un elemento indispensable en la empresa y diferenciarte del resto. Tienes que comunicar de manera clara cuál es tu valor agregado.

Sé realista

Observa cuál es la situación económica de la empresa. Sabemos que como en todo hay momentos de abundancia y otros de recesión, si la organización está en momento de crisis lo más seguro es que nieguen tu solicitud y no debes tomarlo como algo personal. También tienes que ser realista en cuanto a la cantidad y el porcentaje de aumento que vas a pedir, quizá para recibir ese ingreso se requiere subir de puesto y no cuentas con las competencias requeridas. Es importante que seas objetiva y realista en cuanto al momento que vive la empresa, las competencias con las que cuentas y las evidencias de tu trabajo.

¿Y si me dicen que no?

No respondas con un “ok” te pares y te vayas. Pregunta ¿porqué? pídele a tu jefe directo que te proporcione una retroalimentación. Sé paciente y sé humilde al recibir el feedback de tu líder , escucha y analiza qué te falta para obtener el aumento en un futuro. Si se te negó por un tema de aptitudes, haz un plan a corto plazo para planear de que manera trabajarás para mejorar esas aptitudes. Pide una fecha para renegociar tu solicitud.

Es importante saber esperar y ser asertivo al pedir un aumento, ¿realmente merezco un aumento por que supere mis objetivos? ¿fui más allá de lo esperado? ¿o sólo cumplí con lo que se esperaba de mis funciones?

No olvides que el sueldo no es lo más importante en un trabajo, existe el salario emocional que esa empresa te da, con quienes trabajas, el tipo de capacitación y desarrollo que tienes dentro de la empresa, flexibilidad de horarios, entre otros aspectos de tu trabajo que también forman parte de tu salario y te llenan de satisfacción al trabajar ahí todos los días.

Escribe lo que buscas y presiona Enter