Fluye ( como diría Reyno)

Agradezco que nada de lo que yo había planeado en mis veintes haya salido. Al contrario, mi vida ha sido una serie de sorpresas chingonas pero, ¡ah cómo me costó superar que yo a huevo quería actuar! ¡Cómo me rehusaba a cerrar mi primera página! Cuesta soltar, cuesta cambiar los planes y la dirección. Y yo he aprendido un poco a la mala a soltar mi control y a entender que solo debo de confiar.  Ojo, confiar no es sinónimo de YOLO (para las no millenials es YOU ONLY LIVE ONCE o sea VALE MADRES TODO VIVAMOS YA).

Confiar es saber que cuando trabajas en la conciencia, entiendes que el Universo o Dios o en quien tú creas, te va a traer las mejores experiencias para tu evolución. 

Cuando confías pasa algo bien bonito porque sueltas el control y fluyes. Y entonces no te obsesionas con cumplir tu bucket list, ni vives aferrándote a tu agenda mental. Al contrario, agradeces el presente, porque aunque no lo entiendas en ese momento, sabes que es para tu crecimiento personal. Así que, fuck it! a hacer lo mejor que una pueda dentro de nuestras circunstancias y lo que esté en nuestro poder cambiar. 

En la portada de este mes, les presentamos a Leidi Gutierrez, una de las protagonistas de “Chicuarotes” la nueva película dirigida por Gael García Bernal quien me platicó que jamás pensó que iba a terminar actuando en una película de Gael, yendo a Cannes dos veces y siendo mamá tan joven (tiene 22 años). La chorcha se puso buena, no se pueden perder la entrevista que sale el lunes 1ero de julio ni las fotos que le hizo Fer Piña. 

También, en unas semanitas les tengo una reflexión de cómo nos afectan las historias que consumimos en la televisión y de mi URGENCIA porque se generen otro tipo de narrativas en México, ¿alguien más ya está harta de las películas donde las mujeres hacen hasta lo imposible por quedarse con el güey? Si no cambiamos la narrativa dentro del medio del entretenimiento, ni el tipo de contenido que consumimos, el tema de equidad de género na más, no va a avanzar. 

Este mes está dedicado a quienes han decidido poner freno de mano y cambiar de dirección, a los que se atrevieron a decir “esto ya no me funciona, quiero cambiar”. A quiénes sorprendidos por la vida, supieron aprovechar esos obstáculos y esos cambios, porque seamos honestos, hay eventos que la vida te impone sin pedirlos, y depende de uno cómo afrontarlos.

Me despido desde Paris, donde estoy que ardo en llamas, todo me suda, pero a seguir aprovechando las oportunidades que nos de la vida, a entender que es de sabios cambiar de opinión y que como bien dice la canción de “Los Caminos de la vida”  no son como yo pensaba, no son como imaginaba…. es más divertido (y da más paz) no vivir tan apegada a un plan. 

Les mando un millón de besos. 

RS


Romina Sacre
Romina Sacre

Emprendedora, escritora, abrazaperros y fan de la comida. Me gusta viajar y contar historias. No me tomo muy en serio.

Escribe lo que buscas y presiona Enter