Cómo tener una tarjeta de crédito sin que te quite el sueño

Ahí vamos de poquito en poquito cumpliendo con algunas de las dudas más comunes, en este caso hablaremos de las tarjetas ya que al parecer ahora son más aceptadas que el mismo efectivo. Empezaremos con las más fáciles y más comunes que son las tarjetas de débito. Como su nombre lo menciona estas tarjetas son aquellas en dónde existe un saldo a favor del cual cada vez que la utilizas se descuenta la cantidad utilizada. Casi todos los Godinez como yo recibimos nuestros salarios en una tarjeta como estas. Son muy prácticas ya que todos los bancos las emiten como parte de tu cuenta de cheques (sí, cheques, siguen existiendo) y es una manera muy sencilla de poder disponer de efectivo o hacer pagos.

La segunda opción es la tarjeta de servicios, este tipo de tarjeta no está disponible en todos los bancos, pero es una tarjeta que cualquiera que sea el monto que hayas consumido se deberá de pagar el total a fin de mes ya que de no ser así los intereses son mucho más altos que en los de una tarjeta de crédito.

Por último, tenemos la más complicada y la que hoy queremos explicar más a fondo para evitarte dolores de cabeza, pero sobre todo deudas y malos entendidos, la tarjeta de crédito. Estas tarjetas son maravillosas si las sabes usar, es como un pequeño crédito revolvente que ha sido pre aprobado dependiendo de tu nivel de ingresos. Estas tarjetas tienen un límite crediticio y su tasa es fija, ¿alguna vez has escuchado el famoso C. A. T. (Costo Anual Total)? Este es un indicador que sirve para calcular el costo total de un financiamiento y por el cual se rigen todas las tarjetas de crédito.

Ahora bien, existen maneras de sacar el mayor provecho a una tarjeta de crédito. De hecho, hay manera de usar la tarjeta, obtener sus beneficios (millas, descuentos, puntos, etc.) y no pagar ni un peso de intereses. Es justo en este punto en el que yo creo que mes a mes venzo al sistema y me siento muy orgullosa por eso.

Es más sencillo de lo que crees y es cuestión de ser ordenado en tus gastos para poderlo llevar a cabo. ¿Cómo? ¿Es algo que logro por dedicarme a las finanzas? ¿Realmente logro vencer al sistema? Esta es la respuesta mágica : NO GASTO MÁS DE LO QUE TENGO!

 

INGRESOS – GASTOS FIJOS – AHORRO LARGO Y CORTO PLAZO = GASTOS VARIABLES

¿Recuerdan el primer post en el que les compartí mi fórmula de cómo lograr una mejor planeación financiera? Pues es justo aquí en dónde aplican mis gastos variables, el saldo que pago mes a mes de mi tarjeta de crédito son mis gastos variables. Es lo que gasto después de haber cumplido con todas mis responsabilidades fijas. Y es justo aquí en dónde puedes recibir un crédito de 40 días sin pagar ni un solo centavo de intereses. Te dejo una mini tablita de tiempo para que te quede claro:

 

Los gastos de la tarjeta de Octubre los tendrás que pagar según tu corte en Noviembre y así es todos los meses por lo que con una buena planeación incluyendo todos tus gastos y todos tus ingresos podrías usar tu tarjeta de crédito GRATIS. Cuando llegue el estado de cuenta lo que tienes que hacer es pagar el saldo total antes de la fecha límite, si haces esto jamás tendrás que pagar intereses de ninguna de tus compras y es aquí amigos míos cuando creo que ustedes también lograrán vencer al sistema. Mientras tanto aprovechen sus descuentos, preventas, boletos de avión, acceso a salitas VIP, etc etc etc. Eso sí aguas el día que no lo paguen ya que los intereses se van acumulando y se puede convertir en una bola de nieve tan grande que hasta puedan acabar en el buró de crédito y con eso asegurarse que por mínimo unos 10 años ninguna institución financiera les prestará dinero. Hablaremos del buró de crédito en otro post, se los prometo. Por favor olvídate de pagar intereses por cosas desechables. Ropa, restaurantes, los shots del antro, etc.

Seguramente ahora en tu cabeza suena la nueva frase mejor amiga de todas las tiendas: MESES SIN INTERESES. Sí, de acuerdo, no te cobrarán intereses, pero tienes que contemplar el monto que aparecerá mes a mes en tu tarjeta de crédito como parte de tus gastos fijos. Yo solo mando a meses en tres ocasiones:

  1. Electrodomésticos, estos los puedes seguir disfrutando aun cuando los hayas acabado de pagar.
  2. Viajes, solo cuando el plazo se cumpla antes del viaje, nada peor que pagar un viaje a meses, regresar y seguirlo debiendo.
  3. En casos extremos  algo que por el momento me generaría un tema importante de flujo de efectivo (trato de que sean los menos).

Las tarjetas de crédito también te ayudan a ser mejor administrador de tu dinero ya que puedes direccionar pagos y con esto evitar moras por falta de pago del agua, la luz, el internet, tu celular, en fin un montón de gastos que si no pagas a tiempo te pueden generar cargos.

¿Qué tarjeta de crédito es la más conveniente?
Eso es algo que solo tú puedes saber ya que debes de considerar varios factores: C. A. T., costo anual, beneficios, límites de crédito, condiciones de seguridad, aceptación, etc. Mi mejor sugerencia es que tengas una tarjeta de algún banco en dónde recibes tu nómina o en dónde tengas una cuenta de ahorros, ellos ya conocen tu historial y es más fácil que te den una tarjeta y en algunos casos no te cobran anualidad.

Si sabes usar tu tarjeta de crédito de forma eficiente es tu mejor herramienta para que las instituciones financieras te den opción a otros instrumentos crediticios, es decir, que es tu mejor manera de hacer historial crediticio para que el día de mañana puedas acceder a mejores condiciones de crédito para comprar un coche, un departamento o recibir un préstamo.

¡Espero esta información te sea de utilidad! Igual ya sabes que si tienes alguna duda me puedes contactar en majofinanzas@gmail.com .

 

 

 

 

 

Escribe lo que buscas y presiona Enter