Cómo conseguir dos looks de make up diferentes en sólo dos pasos

Hacer un maquillaje de noche no significa que tengas que usar sombras obscuras o muchísimo delineador. Una propuesta más sobria puede hacer toda la diferencia, como por ejemplo poner el color en los labios en vez de los ojos. Si le tienes miedo a la sombras o tu estilo es un poco menos cargado, este tutorial te dará ideas de cómo transformar un maquillaje de día a uno más formal en tan sólo dos pasos.

Romina Sacre
Romina Sacre

Emprendedora, escritora, abrazaperros y fan de la comida. Me gusta viajar y contar historias. No me tomo muy en serio.

Escribe lo que buscas y presiona Enter