Beautiful Boy: El viaje de un padre a través de la adicción de su hijo

Al ser una historia real, es aún más fuerte imaginarse todo lo que vivió el escritor David Sheff con su hijo Nic, quien entró al mundo de las drogas antes de cumplir los 18 años. ¿Cómo ayudas a alguien que no quiere ser salvado? No quiero contarles de más pero me dolió (real) leer por todo lo que pasó David y su familia, y lo admirable que es, el no haberse dado por vencido con su hijo. El ir hasta las últimas con alguien que amas. 

Beautiful Boy te engancha con la historia desde el principio, y te cambia la perspectiva al entender que un adicto es una persona enferma. Punto. Pero a diferencia del cáncer o cualquier otra enfermedad que son aceptadas por la sociedad, la adicción a sustancias tóxicas es estigmatizado.  

A mi me encantó el libro aunque sí le sufrí. Aprendí un montón de drogas y el efecto que le hace a tu cuerpo (el cerebro se tarda dos años en regenerarse después del crystal meth), la falta de apoyo por parte del gobierno para curar adicciones y como se debe de hablar abiertamente para que los parientes no se sientan solos. Y sobre todo, la importancia de hacerse estudios médicos para ver alteraciones en el cuerpo que pueden llevar al consumo de drogas. 

Les dejo este párrafo (que fue el que me hizo llorar): 

¿Qué le pasó a mi hijo? ¿Qué pasó? Según Al- Anon no es mi culpa pero es mi culpa. Repito la letanía: si solo hubiera puesto límites estrictos; si solo hubiera sido más constante; si tan solo lo hubiera protegido más de mi vida adulta; si tan solo yo no hubiera consumido drogas; si tan solo su mamá y yo no nos hubiéramos separado… 

No importa si en tu vida no has tenido experiencias con personas adictas, simplemente es una historia inspiradora, real que te conmueve por lo humana que es. Léanlo, de verdad vale mucho la pena. 

Romina Sacre
Romina Sacre

Emprendedora, escritora, abrazaperros y fan de la comida. Me gusta viajar y contar historias. No me tomo muy en serio.

Escribe lo que buscas y presiona Enter